Sábado 18 de Diciembre
Actualizado a las 00:01:01
LD

Libertad Digital: Noticias y opinión en la Red

Economía

56
bajísimo seguimiento de la huelga pese a la violencia de los piquetes

Triunfo ciudadano, fracaso sindical

Los ciudadanos han vencido a los energúmenos. Día normal en España. En el sector servicios, el más importante, todo estaba abierto. La huelga sí se ha notado donde la mafia sindical tiene mayor poder de coacción: la industria. El Gobierno, decepcionado. Y el PP, desaparecido.

r. vilas/ d. soriano/ agencias

Para "parar España" como pretendían los sindicatos hay que parar el sector servicios. Representa más del 70 por ciento del PIB y el seguimiento no es que haya sido escaso, ha sido completamente nulo. Comercios, bares y bancos han abierto en toda España, pese a tener que soportar las coacciones y agresiones de esas bandas de energúmenos llamados piquetes informativos. De hecho, sólo han cerrado algunos comercios en Cataluña y Galicia, por la acción de estas bandas violentas. Pese a la ausencia de datos oficiales, basta con darse una vuelta por cualquier ciudad española para comprobar la cara dura de Méndez y Toxo al hablar de más de un 70 por ciento de seguimiento de la huelga.

Sindicatos y medios de izquierda, RTVE incluida, destacan y se aferran a la incidencia en la industria para intentar salvar la cara a CCOO y UGT. Es el sector donde el seguimiento ha sido mayor, especialmente en las grandes fábricas debido a que allí el poder de coacción sindical es muy importante, aunque ni siquiera en este caso ha superado el 20 por ciento.

Además, la realidad es que el peso de la gran industria en España es de apenas un 10 por ciento de la actividad económica y su impacto a nivel global no puede considerarse ni mucho menos representativo ni significativo. En la pequeña industria y en la construcción (las otras dos patas del sector industrial) apenas ha habido paro.

En un país con tres millones de funcionarios sí resulta esclarecedor el dato de seguimiento en la administración pública, uno de los pocos que, de momento ha facilitado el Gobierno. Sólo un 7 por ciento en la administración del Estado y apenas un 12 en la local.

Y es que el Gobierno no ha querido hacer sangre con los sindicatos y ha evitado valorar sus propias de cifras del seguimiento de la huelga, que demuestran el estrepitoso fracaso de los sindicatos. El ministro Corbacho trató de hacer especial hincapié en el "amplio seguimiento" en sectores como la industria. Aunque él mismo explicó que se refería solamente a las factorías del sector del automóvil. Y despachó el resto, o sea el sector servicios y la administración, que suponen el 90 por ciento de los trabajadores, con un "moderado en todo lo demás". En los dos de los sectores más importantes de la economía española, comercio y hostelería, el efecto "moderado" según Corbacho es un 10 y un 3 por ciento de seguimiento (como mucho), respectivamente.

En la administración pública, que la conforman nada menos que tres millones de funcionarios, el seguimiento ha sido tan sólo del 7 por ciento en la administración central y 12 por ciento en la local. En cuanto al sector público empresarial, el "efecto moderado" de Corbacho es apenas un 23 por ciento de seguimiento. También ha facilitado datos del Ministerio de Fomento sobre el transporte en el que la incidencia de la huelga también fue bajísima: un 21 por ciento. El Gobierno no ha querido hacer una media de sus datos, pero un cálculo aproximado situaría el seguimiento global, como máximo, en el 12 por ciento.

El consumo eléctrico, sólo cae un 15%

Las cifras de consumo eléctrico apuntan en la misma dirección, ya que sólo ha bajado un 17,6 por ciento respecto de un día normal. De esta manera, a las 13.00 horas la demanda era de 28.646 megavatios, cifra inferior en un 17,8% a la registrada el miércoles de la semana pasada a la misma hora, en tanto que la demanda convencional de gas (hogares e industria) bajaba al mediodía un 4,7%.

Según datos de Red Eléctrica recabados por EFE, respecto a la demanda prevista para un miércoles sin huelga, el consumo caía a esa hora un 15,5% y se situaba en cifras cercanas a las registradas el pasado sábado, cuando a las 13.00 horas se consumieron 27.890 megavatios.

Todos estos datos coindicen con la impresión general de fracaso de la Huelga General. Prácticamente todos los sectores de la actividad económica han funcionado con normalidad, a excepción de algunas grandes industrias que, además, son las que más incidencia tienen en el consumo eléctrico. Hay que tener en cuenta que los mayores piquetes estaban situados en las grandes fábricas, que han cerrado obligadas por su presión y no por la falta de trabajadores. De esta manera, una caída del 15% de demanda de electricidad correspondería a un seguimiento de la huelga en el entorno del 10% en el conjunto de la economía española.

Comercio: todo abierto

En cuanto al comercio la CEOE habla de un 5 por ciento, pero es que basta con darse una vuelta por cualquier ciudad española para ver que en las calles la normalidad es absoluta. Bares y comercios están casi todos abiertos. Los pocos que han cerrado ha sido por la coacción de los piquetes, que se han visto mucho menos que en anteriores huelgas generales, muestra de la crisis profunda de los sindicatos. Lo que no ha cambiado es la violencia de estos energúmenos a sueldo para intentar coaccionar a la población. Afortunadamente no lo han conseguido.

Que los sindicatos iban a decir que la huelga era un éxito, pase lo que pase, era esperado. Pero ante tan estrepitoso fracaso no deja de llamar la atención que los dos líderes de los sindicatos amarillos, Méndez y Toxo, hablen de cifras de seguimiento superiores al 70 por ciento.

Los secretarios generales de CCOO y de UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, respectivamente, han calificado de "éxito" de participación y "de democracia" el seguimiento de la huelga general convocada contra la reforma laboral. En rueda de prensa, ambos dirigentes sindicales han señalado que esta huelga pone de manifiesto que las políticas aprobadas por el Gobierno han tenido un rechazo "masivo" por parte de los trabajadores, por lo que -han añadido- el Ejecutivo debe "rectificar y volver a la senda de la razón", ya que tiene la oportunidad de hacerlo.

Los empresarios sí dan cifras

Por su parte, los empresarios sí han dado la cifra que no ha querido dar Corbacho. Así, sólo un 5% aproximadamente de los trabajadores del sector privado de la Comunidad de Madrid ha secundado la convocatoria de huelga general realizada por los sindicatos UGT y CCOO. Asimismo, las empresas madrileñas han abierto sus instalaciones prácticamente con absoluta normalidad, según los datos que durante toda la jornada ha recogido permanentemente CEIM Confederación Empresarial de Madrid-CEOE, a través de todas sus asociaciones sectoriales y territoriales. En la misma línea, la Asociación Madrileña de la Empresa Familiar (AMEF) ha cifrado el seguimiento entre sus asociados en un 5% como máximo.

Además, el secretario general de la CEOE, José María Lacasa, apuntó que el 95% de los comercios abrieron esta mañana sus puertas, mientras que el presidente de la patronal, Gerardo Díaz Ferrán, señaló que la huelga sólo tuvo un alto seguimiento donde actuaron "piquetes coactivos". Así, la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución cifró el seguimiento de la huelga entre el 5% y el 6%, mientras que la Asociación de Cadenas Españolas de Supermercados calcula la participación entre 2% y un 4%.

Compras

Esta y otras noticias en la versión para móviles de LD: m.libertaddigital.com

También en Economía

PROBABILIDAD DE QUIEBRA DEL 25%

Merkel tiene un billón de razones para temblar con Zapatero

España cuenta ya con una probabilidad de quiebra del 25%. El país está en el punto de mira del mercado y el pánico se resume en una sola cifra: la exposición de la banca internacional a España roza el billón de dólares.
A COSTA DE LA DEUDA PÚBLICA

Zapatero amenaza a sus barones sin darse cuenta

José Luis Rodríguez Zapatero se ha puesto duro. En Bruselas, quizá acosado por los demás líderes de la UE, ha asegurado que el Gobierno obligará a las autonomías con una deuda excesiva a "cumplir" con la reducción del déficit. El problema es que la mayoría de los derrochadores son socialistas.
"con todas las consecuencias"

El Gobierno se salta el Pacto de Toledo: jubilación a los 67 el 28 de enero

Zapatero tiene claro que su cacareado diálogo y talante es ya historia. El Gobierno aprobará el retraso de la edad de jubilación a los 67 años el próximo 28 de enero, con o sin consenso. El presidente dice que asume "todas las consecuencias".

Lo más popular

Copyright Libertad Digital S.A.
C/ Juan Esplandiú, 13
28007 Madrid
Tel: 91 409 4766
Fax: 91 409 4899