España
Noticias y opinión en la red
LLEGÓ EL "SEGUNDO TIEMPO"

Seis meses de advertencias de Mayor Oreja

De nuevo,Mayor ha sido providencial. Hace sólo unos días, Mayor forzó a la cúpula nacional del PP a analizar la política antiterrorista.

L.F. QUINTERO

Advirtió a sus compañeros que, los indicios a los que ha tenido acceso en los últimos meses abundaban en un segundo tiempo de la negociación. Mayor volvió a alertar a sus compañeros de que las próximas elecciones en el País Vasco volverán a ser un coladero para candidaturas proetarras.

Unas advertencias que fueron escuchadas "y nada más" en el seno del partido. Mayor siempre recuerda que su diagnóstico es suyo y no del partido. De hecho, dirigentes como Oyarzábal y Cristóbal Montoro negaron taxativamente que se estuvieran produciendo conversaciones entre el Gobierno y la banda terrorista, descartando lo dicho por Oreja.

El popular explicó en esRadio el pasado lunes que su postura de permanente alerta sobre la tregua encubierta, es sólo suya. Aseguró que "sólo me represento a mí mismo en esta posición" dentro del PP. Asimismo, acusó directamente al Ejecutivo de Rodríguez Zapatero de mentir "constantemente" al negar que existían conversaciones, que ahora han quedado demostradas.

Mayor Oreja llamó la atención sobre los movimientos que se estaban produciendo en este verano, tanto en los llamados "mediadores internacionales" como en el entorno de la banda terrorista. Aseveró que ambas partes habían "aprovechado este verano para robustecer sus posiciones", anticipando movimientos en un breve espacio de tiempo.

Fue el 23 de Marzo, cuando el eurodiputado lanzó la primera advertencia clara: Tenía la "certeza" de que el Gobierno estaba de nuevo "negociando con ETA", y que Zapatero y los asesinos eran y son "aliados potenciales". Desde Génova, se desmarcaron oficialmente del diagnóstico, sólo cuatro horas después.

A pesar de la cascada de reacciones negativas que provocaron sus declaraciones, Mayor Oreja no desaprovechó ocasión, durante más de seis meses, para reafirmar su postura, y no moverse ni un ápice de lo afirmado. Sólo unos días después, retó al Gobierno a demostrar que no existía una segunda parte en la negociación. "Hay muchos signos que indican que estamos en la segunda parte del proceso de resolución de conflictos" reiteró. Y parece que el tiempo le ha dado la razón.

En Junio, Mayor Oreja se plantó frente al Gobierno con una exigencia clara: "Que diga la verdad", le dijo a Zapatero. El popular le pidió al presidente del Gobierno claridad, y que manifestara si quería o no, negociar con ETA si se daban las condiciones.

Acceda a los 8 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular