Opinión
Noticias y opinión en la red
Análisis de la jornada

El Barça sufre fuera de casa

Sin querer menospreciar, ni siquiera criticar, el juego del Barça me da la sensación de que algo está cambiando un poco en la forma de afrontar los partidos fuera de casa. Es cierto que en casa han sellado sus victorias con goleadas, pero en los encuentros como foráneo, a excepción del día del Bate Borisov, hay problemas.

Me explico. El domingo, en Gijón, el Barça tenía al descanso un 87% de posesión y el Sporting un 13%, un escándalo absoluto. Sin embargo, sólo llegó a la portería con el gol de Adriano. Ni una ocasión más, y en la segunda parte apenas dos disparos. Está bien porque controla el partido a su antojo, lo duerme y consigue una victoria segura. Pero esa posesión tan abrumadora debería llevar consigo más ocasiones de gol. Esa posesión equivale a quince ocasiones por partido.

Es líder el conjunto de Guardiola pero este año ha ganado un partido en Liga fuera del Camp Nou. El día que jugó con fuego, empató en San Sebastián y el día que jugó bien empató en Valencia. Ya no gana tan fácil. Y en Gijón la sensación, a pesar de la posesión, fue que en alguna jugada tonta el Sporting te podía empatar el partido.

Juega a algo distinto el Madrid, pero el equipo de Mourinho llega más a portería. Ha llegado más en las últimas citas (Rayo, Ajax, Espanyol) y las ha solventado con 13 goles a favor. Es verdad que llegaba a esos partidos habiendo hecho ejercicios infames en Valencia y Santander, y por eso es más frustrante la sensación para el aficionado blanco. ¿Qué pasó en esos partidos si en el resto el equipo ha jugado bien y ha hecho 20 goles? ¿Por qué no jugó el Madrid, en Santander y Valencia, como lo hizo en Barcelona, el domingo?

Son preguntas, las de uno y otro equipo, que no tienen respuestas lógicas a no ser que acudas a la relajación en algunos choques, o que no siempre necesitas jugar bien para ganar. Hay que recordar que el Madrid apenas se esforzó en esas noches aciagas, pero tuvo en las dos ocasión para ganar. Podía haber ganado en los dos campos, como ganó el Barça en Gijón.

Me quedo de la jornada con dos sensaciones buenas. El Valencia, a no ser de ataque excesivo de locura de Emery, luchará más de lo que la gente cree. Gana cuando hay que ganar, y antepone el resultado al juego, algo peligroso a vcces, pero letal en la mayoría de las ocasiones. Marca un gol y controla. Buena sensación de equipo.

Como lo es, también, el Atlético, más que el Sevilla. Se enfrentaron en el Calderon y me dio la impresión de que debió ganar el equipo local. Es cierto que pudo perder y que al final el empate es un resultado agridulce porque ocasiones tuvo. Te quedas con la imagen de que tuvo cuatro claras de las que no se fallan y no las fallará en otros choques, y te quedas con la imgen de que Diego, Arda y Reyes juegan mucho en el centro del campo. Sin embargo, no te quedas con casi nada del Sevilla. Sin centro del campo para organizar, antepone todo a que Navas, Perotti, Negredo y Kanouté tengan su día. Lo han tenido hasta ahora pero llegará el momento en que se note la falta de juego. Ya lo verán.

Daniel Blanco es subdirector de Goles

Lo más popular