Opinión
Noticias y opinión en la red
Cataluña

Finca independiente

El Mundo publica un informe policial en estado de borrador. De él resulta que Pujol y Mas detraen en beneficio propio parte del dinero que algunos empresarios pagan a CiU a cambio de favores políticos. Esto no es muy novedoso. Sin embargo, los detalles que se aportan son tan abrumadores que ya no es posible apartar los ojos y hacer como que no se ve. Naturalmente, Mas y su partido rechazan las acusaciones diciendo que es un ataque a Cataluña, que es lo que hacen siempre los nacionalistas, de allí o de cualquier otro sitio, cuando les pillan con las manos en el saco. Todo esto entra dentro de lo perfectamente previsible, aunque lo de decir que la información constituye un ataque a todos los catalanes tiene ya algo de guasa porque el periódico no ha dicho que todos tengan cuentas en Suiza. Lo que ha dicho es que las tienen Mas y Pujol. Pero, bueno, qué van a contestar.

Sin embargo, la reacción ha ido algo más allá de lo que podía preverse. Dice Mas que esto, al próximo presidente, que seguro que piensa que será Oriol Pujol, no podrán hacérselo, dando por hecho que no podrán porque el próximo lo será de una Cataluña independiente. Y la cuestión es que, al manifestarse así, reconoce sin querer para Cataluña el peor de los futuros. Porque, vamos a ver, ¿quién no podrá hacerlo? ¿El periódico? Para El Mundo, la independencia no supondrá ningún obstáculo para publicar lo que quiera del próximo presidente de Cataluña, si considera que tiene interés para sus lectores. Quien no podrá hacer lo que ha hecho es la Policía española, que es a quien se refiere Mas. Y tiene razón. En una Cataluña independiente tendrían que ser los Mossos quienes investigasen esa posible corrupción del presidente, y, tal y como dice Mas, en el país que él tiene en mente, eso no será posible. Claro que no. ¿Creen que los Mossos tendrán capacidad para investigar la digamos improbable corrupción de Oriol Pujol cuando ocupe la Generalidad? En la Cataluña independiente con la que Mas sueña, desde luego que no.

Muchos catalanes creen que la independencia que les promete su presidente, aunque tenga que ser a costa de estar unos años fuera de la Unión Europea, dará a Cataluña la ansiada condición de nación independiente. Ya quisieran. Si es CiU la que va a dirigir el proceso, y ahora mismo no tiene a otra a quién confiárselo, pueden dar por seguro que Cataluña no subirá el peldaño de región autónoma a nación independiente, sino que bajará al de finca de unos pocos. No se crean que es tan raro. Hay muchos países que no pasan de ser eso, la finca de unos pocos. En realidad, la mayoría de los que existen son precisamente eso. Uno más no iba a extrañar a nadie. ¡Qué listos son estos Pujol!

Lo más popular