Opinión
Noticias y opinión en la red
Esperanza Aguirre

A 90 millas de Chávez y Stalin

Tiranía dentro, tiranía fuera. Ese es el programa del socialismo real al que cada vez se acerca con más decisión el socialismo español que, creíamos erróneamente, era "socialdemócrata puro". En el día en que el Tribunal Supremo –no se sabe muy bien cómo– niega tanto el artículo 27 de la Constitución que reconoce el derecho de los padres a educar a sus hijos, y el 16 que protege la libertad de conciencia, el socialismo español, esa mezcla de analfabetismo y sectarismo, compara a Esperanza Aguirre con Stalin y Chávez.

Chávez ha declarado su vocación de hacer un socialismo del siglo XXI. ¿Qué ha sido el socialismo en el siglo XX? Empecemos por Stalin. De los 100 millones de muertos cometidos por el socialismo real, más o menos 20 los atribuye el Libro Negro del Comunismo a la URSS. Que ése sea el programa de Chávez es cosa suya, pero no consta que lo sea de Esperanza Aguirre. Es más, parece que es el contrario y que, como es habitual, el socialismo acusa a otros de un pasado que no acaba de expiar (con x).

Y eso que Esperanza Aguirre asistirá a la manifestación para la libertad de Cuba del próximo domingo: 20.000 fusilados, millones de exilados. Ni pan sin libertad, ni libertad sin pan, que decía Castro. A falta de ambos, muertos, campos de "reeducación" y presos políticos. La decisión de Aguirre le ha atraído las iras de la dictadura cubana. Calumnias e insultos que han sido respondidos por las instituciones con el celo y la competencia que reservan para sus mejores momentos. El silencio absoluto de Moratinos en defensa de los ciudadanos españoles frente a la tiranía resulta elocuente de su compromiso por la libertad. ¿Asistiría Stalin a esa manifestación? ¿Enviará quizá Chávez un representante? ¿Piensa ir Tomás Gómez? Alguien debería preguntárselo.

No hay nada más indicativo de lo que desean para nosotros los políticos que su postura ante la opresión en otras tierras. El partido de Tomás Gómez es uno de los sostenes más fieles del tirano barbudo. La política que la socialdemocracia pura –y dura– española ha promovido en la UE ha sido la disculpa constante del castrismo. ¿Y por qué habríamos de confiar en quien celebra los 50 años de dictadura castrista en Cuba y se niega a defender a sus propios ciudadanos, como por otro lado es su obligación?

90 millas, canta Gloria Estefan, separan el despotismo de la libertad, Cuba de Florida, donde muchos cubanos han tenido que huir buscando liberación, sin que todos hayan llegado con vida. Esperanza Aguirre pertenece al bando de los que ganaron a nado la libertad; el PSOE defiende a quienes los arrojaron al mar. ¿A qué mar nos quiere echar Tomás Gómez para que huyamos del socialismo del XXI? ¡Obama, despéjanos Guantánamo!

© GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.