Opinión
Noticias y opinión en la red
Naciones Unidas

Lo que va de Irak a Birmania

Es un hecho ya comúnmente aceptado que en el diario El País se desconocen las reglas de la diplomacia, de las alianzas, de los tratados y reuniones de la política exterior. Como el resto de la izquierda, se refugia en la "legalidad internacional", sin saber muy bien qué significa eso, y sin que esto le importe demasiado; prefiere el agit-prop del "No a la Guerra" y los tres días de marzo a lo relativo al funcionamiento de las relaciones internacionales. Qué se le va a hacer. A estas alturas, tampoco vamos a explicarles cómo funcionan las cosas. Como decíamos hace ya tres años, decir que la guerra de Irak fue ilegal es totalmente falso. Pero a falta de más argumentos, la izquierda saca otra vez a pasear su obsesión favorita, José María Aznar, unida a su segunda obsesión favorita, George Bush.

Esta semana, El País destapaba un escandalito con el que lleva varios días, y se indigna ante la falta de respeto a las Naciones Unidas. Pues bien; nosotros nos indignamos ante el respeto de esta izquierda por la ONU y por su falta de respeto por los derechos humanos. De nuevo padecemos el respeto a la "legalidad internacional" de todos ellos en relación con Birmania. De nuevo Rusia y China bloqueando cualquier acción del Consejo de Seguridad contra la violación de los derechos humanos. Lo que es algo ya normal: los déspotas de turno cometen barbaridades, y los miembros de turno de las Naciones Unidas bloquean cualquier contratiempo, dejando que los criminales se salgan con la suya. ¿Les suena? Pues sí. Igual que en 2003.

Lo cual nos lleva a hacernos la siguiente pregunta; ¿es ésta la legitimidad de la ONU a la que apelan Zapatero, El País y toda la izquierda española? Hace unos días, Sarkozy avisó de lo que es una evidencia: con un Irán nuclear, habrá guerra en Oriente Medio ¿Y las Naciones Unidas? Pues nada, se escuchó las bravatas del dictador iraní, al que, como Arafat, sólo le faltó sacar la pistola a pasear. Porque la culpa de que todos los tiranos del mundo se refugien en la ONU para desencadenar guerras y represiones varias no la tienen precisamente Aznar y Bush.

Bajo el paraguas de las Naciones Unidas los tiranos del mundo hacen y deshacen a placer. Eso sí, con el aplauso entusiasta de nuestra izquierda; ¿podemos hacer, siguiendo su propia lógica, responsables a El País y a la izquierda de los crímenes cometidos bajo el amparo de la pasividad de la ONU? Porque hoy se mata en Birmania aprovechando el respeto a la "legalidad internacional" que con tanto ahínco defienden. Mientras China, la mayor dictadura del mundo, impide que se actúe, monjes desarmados son masacrados en Myanmar; ¿es esta la legalidad que defiende nuestra izquierda? Quedamos a la espera de que El País y Zapatero nos expliquen en qué consiste en este caso la moralidad, la legalidad y la legitimidad de las Naciones Unidas. Y es que hay una curiosidad más; la ONU no fue creada para disimular ante los crímenes más salvajes, sino para todo lo contrario. Según sus propios cánones, se ha convertido en una organización inmoral, ilegal e ilegítima.

© GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.