Ideas
Noticias y opinión en la red
DESARROLLO Y LIBERTAD

Tiranos y paraísos

Los líderes populistas se ufanan de haber convertido sus países en paraísos, cuando la verdad es que son millones las personas que emigran de ellos. Embusteros.

Publicidad

Newsweek ha publicado el ránking "Los mejores países del mundo". Aunque este tipo de índices llevan aparejados errores y subjetividades, hay una base real.

El top ten quedó como sigue: Finlandia, Suiza, Suecia, Australia, Luxemburgo, Noruega, Canadá, Países Bajos, Japón y Dinamarca. EEUU quedó undécimo, seguido inmediatamente por Alemania, Nueva Zelanda y el Reino Unido. España ocupó el 21º lugar. En cuanto a los países latinoamericanos, el mejor calificado fue Chile, en el 30º puesto (Costa Rica, 35º; Panamá, 41º; Perú, 42º; México, 45º; Argentina, 46º; Brasil, 48º; Colombia, 62º; Paraguay, 68º; Ecuador, 70º; Venezuela, 71º; El Salvador, 72º; Nicaragua, 75º; Honduras, 76º; Bolivia, 77º; Guatemala, 84º). Cerraron la tabla los países africanos (Camerún, 98º; Nigeria, 99º; Burkina Fasso, 100º). 

Para Newsweek, el factor decisivo es la educación. Pero la URSS puso gran énfasis en ella, lo que le hizo alcanzar grandes logros en materia de armamento y aeronáutica, por ejemplo, así como en arte (v. el teatro Bolshoi), y sin embargo la calidad de vida allí y en la Europa por ella sojuzgada era tan baja, que la gente hacía esfuerzos tremendos para dejar atrás el Telón de Acero.

La educación es importante, sí, pero ha de ser consecuencia de un sistema social que la promueva y aproveche. No por casualidad los países más deseados son también los más libres. En el Índice de Libertad Económica de los institutos Cato y Fraser, el top ten es éste: Hong Kong, Singapur, Nueva Zelanda, Suiza, Chile, EEUU, Canadá, Australia, Islas Mauricio y Gran Bretaña; Dinamarca figura en el 12º lugar; Panamá, en el 14º; Finlandia, en el 16º; Costa Rica, en el 20º; Noruega, en el 24º; Alemania, en el 27º; España, en el 39º; Suecia, en el 40º; Perú, en el 41º; Nicaragua, en el 60º; China, en el 82º (el 59º en el de Newsweek); Paraguay, en el 91º; Bolivia, en el 103º; Argentina, en el 105º; Venezuela, en el 138º. También aquí la última plaza la ocupa un país africano (Zimbabue, 141º; precedido de Birmania, Angola y Venezuela).

¿Libres de qué, están países como Nueva Zelanda o Suiza? De la coerción estatal sobre el mercado, sobre las personas. Esto es lo que hace prósperas a las sociedades, a las personas: la ausencia de coacción estatal.

En definitiva, el progreso es directamente proporcional a la ausencia de coacción (estatal), que Aristóteles ya definía como aquello que va contra la naturaleza, contra el desarrollo natural, espontáneo, de las cosas. Cuando se mata, se va contra el desarrollo natural de la vida. Así, la violencia siempre destruye, siempre corrompe. Corrompe la vida social porque quien tiene el poder coactivo es muy susceptible de corromperse.

En el Índice de Percepción de la Corrupción de Transparencia Internacional (2009), la norma es que los países más corruptos sean también los que soportan una mayor coerción estatal: Somalia (el más corrupto de los estudiados, 180º lugar), Burundi (168º), Venezuela (162º), Paraguay (154º), Ecuador (146º), Bolivia (120º), Argentina (106º). En cambio, los menos corruptos suelen ser también los más económicamente libres: Nueva Zelanda (1º), Dinamarca (2º), Singapur (3º), Suecia (4º), Suiza (5º), Finlandia (6º)... Estados Unidos figura en la 18ª posición, y España, en la 32ª.

 

© Diario de América

Lo más popular