Opinión
Noticias y opinión en la red
Más sobre Apple

Nuevas precisiones

El artículo de don Daniel añade algunas puntualizaciones interesantes a la discusión sobre las transformaciones en la industria informática y, más en concreto, sobre el futuro de Apple Computer.

1. Rodríguez Herrera cree que puede desaparecer el Mac, aunque no necesariamente Apple. El problema está en que la mayor parte de los ingresos de la compañía proceden de las ventas de máquinas, aunque Apple es, curiosamente, una empresa famosa por su software. Si Apple puede añadir nuevas líneas de negocio es gracias al férreo control en el diseño de las máquinas que venden, lo que les da completa libertad para innovar, que es la clave de su supervivencia.

2. Gates se hizo con el mercado desplazando al DR-DOS, compatible con el MS-DOS. Novell comercializó el primero desde 1991, y Microsoft se vio obligada a desplegar una estrategia de ataque: primero ofrecieron Office junto al MS-DOS, mediante contratos abusivos (Novell respondió con una suite ofimática alternativa en torno a WordPerfect); después lanzaron Windows, que sólo funcionaba bien sobre el DOS de Microsoft. A esto se añade que IBM estuvo financiando sin saberlo el invento a Microsoft.

3. El problema de compatibilidad es lo que diferencia a los automóviles y los ordenadores, es verdad. Pero hay que relativizar. Las piezas de un Volkswagen no son "compatibles" con las de un coche de la General Motors, así que, a nivel de hardware hay diferencias. En el mundo informático ocurre otro tanto: todo es cuestión de grados. Los Macintosh usan discos duros con interfaz ATA, memoria RAM DDR, puertos USB, Ethernet, BlueTooth o tarjetas de expansión PCI, como los PCs. Casi todos los componentes de una placa madre son idénticos entre un PC y un Mac. Por otra parte, si el desarrollo de una aplicación se hace con la posibilidad de su uso multiplataforma los costes se reducen: Java, OpenGL y otros muchos puntos en común aumentan el parecido entre plataformas. Es más, Apple desarrolla un sistema operativo basado en BSD Unix, Open Source muy similar a Linux y que hace sencillo pasar todo el software para Unix (ingente) al sistema operativo de la manzanita. Para colmo de bienes, Apple se ha preocupado de ofrecer algo más con su Mac OS X, como el futurista sistema gráfico basado en PDF, o el entorno de desarrollo Cocoa.

4. El problema de la cuota de mercado es importante, pero también hay que matizar. En términos absolutos, Apple vende suficientes ordenadores para generar beneficios, y para estimular el desarrollo de aplicaciones para la plataforma. La presencia de Apple en algunos mercados supera la cuota media, y la cantidad, variedad y calidad de aplicaciones disponibles para Mac en esos mercados iguala o supera a la existente para PC. Sería el caso de la producción musical o videográfica. Los juegos estaban abandonando incluso al PC, y la XBox ha sido un intento de mantener el desarrollo de juegos en la plataforma de Microsoft, atado a sus tecnologías. El resto de aplicaciones tiene una oferta suficiente en la plataforma Mac, en buena parte cubierta por la propia Apple y, curiosamente, por Microsoft. Obviamente, siempre puede encontrarse algún programa importante para alguien que no se encuentra en Mac, pero este es un problema relativo que siempre ha existido. No es el caso de OS/2 o los Amiga: los Mac tienen a su disposición una oferta de software desproporcionada para su pequeña cuota de mercado.

5. La estrategia de Apple es compleja. En algunos mercados se trata de no perder margen, y en otros de ganarlo, cosa que han conseguido.

6. En el rendimiento de una máquina influyen multitud de factores, y el procesador es sólo uno de ellos. Apple equipa sus máquinas profesionales con dobles procesadores G4. Pero eso no es suficiente. Motorola se centra en otros mercados. Apple ha recurrido a IBM, quien ha desarrollado una versión especial del POWER4 para Apple (el PowerPC 970). Es un micro de 64-bits, capaz de trabajar con mucha más memoria RAM que un procesador de 32-bits. El 970 juega en otra división. El 970 incorpora muchas mejoras adicionales, y muy probablemente Apple lance equipos con dos de estos procesadores. Habrá que ver cómo funcionan sobre las nuevas placas y con la inminente revisión del Mac OS (la 10.3). El anuncio es inminente (este mismo mes de junio). IBM parece haberse animado y ya prepara un PowerPC 980, aún más potente, para dentro de un año. IBM se limita con esto a "reducir" lo que ya desarrolla para sus grandes máquinas. Entretanto, Intel tiene que buscar una salida al fracaso del Itanium, que tanto dinero se está llevando a la tumba. Veremos qué pasa a medio plazo.

Los problemas que señala David Rodríguez Herrera son ciertos; pero, aunque Apple está muriendo desde el día en que nació, por ahora sigue gozando de excelente salud. IBM y su PC ya "enterraron" a Apple, lo mismo ocurrió con el inicial fracaso del Macintosh poco después, y también con motivo de la aparición de Windows y el fracaso de Copland OS. Anunciar la desaparición de Apple es ya casi cuestión de fe, pero no acaba de morirse. Siguen innovando, inventando, incomodando. La estrategia desplegada por Jobs (las Tiendas Apple, la campaña Switch, el abordaje de nuevos mercados) ha demostrado su éxito (ligero aumento de la cuota global, penetración en mercados vírgenes). El éxito de Linux, respaldado ahora por grandes compañías, será territorio conquistado también para Apple. Recuerdo tiempos peores, la verdad.

Lo más popular