Menú

El asombro de Blanca Cuesta

Blanca Cuesta estuvo en la presentación de Tot Hom y allí habló de su relación con su suegra.

0
Las fiestas de Carlos

Blanca Cuesta fue una de las muchas invitadas a ver la última colección de la marca de moda Tot Hom. Lo hizo en compañía de unas amigas, y se puede decir que ha sido una de las escasas veces que se la ha visto sin su marido, Borja Thyssen. Rara es la ocasión en la que al matrimonio no se les ve juntos.

La propia Blanca fue la encargada de excusar a su marido, alegando que tenía que resolver unos asuntos, motivo por el cual le había sido imposible asistir.

Al preguntarle si había habido algún cambio en la relación con su suegra, no dudó en responder que estaba como siempre, que no había surgido novedad alguna, y que no entendía de dónde había salido el comentario que decía que madre e hijo se habían visto con el fin de mantener una conversación y ver cómo podrían solucionar sus problemas.

Blanca Cuesta lo desmintió de manera rotunda, y negó que se hubiera producido dicho encuentro. Añadió que no ha habido siquiera una simple llamada telefónica. Ella no quiso darle mayor importancia, demostrando una vez más la discreción que la caracteriza. También comentó -con más entusiasmo- que sus hijos están muy bien, los mayores en el colegio, felices, y el pequeño todavía en casa.

Blanca y Borja continúan tan unidos como siempre, sin que nada ni nadie les perturbe. En más de una ocasión Borja ha querido dejar claro que, mientras su madre no acepte a su mujer, no hay solución posible para alcanzar la reconciliación.

A la presentación de la colección acudió un gran número de clientas, aunque hubo una gran ausencia, la de Isabel Preysler, que estuvo representada por su hija Tamara, mostrándose un tanto esquiva ante la prensa. Ese mismo día, la revista Hola, publicaba en su portada fotos de su hermana Ana junto al tenista Fernando Verdasco, y ella evitó hacer ningún tipo de declaración al respecto.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios