Menú
Katy Mikhailova

El lujo teme perder a Rusia

Si el rublo sigue devaluándose la industria del lujo española podría apreciar un notable cambio, dado que a los turistas rusos les saldría más caro viajar y hacer sus ostentosas compras.

Katy Mikhailova
0
Si el rublo sigue devaluándose la industria del lujo española podría apreciar un notable cambio, dado que a los turistas rusos les saldría más caro viajar y hacer sus ostentosas compras.

La devaluación del rublo empieza a preocupar a más de uno. La crisis de Crimea trajo consigo consecuencias como la del descenso de un 17% en las ventas de los ciudadanos rusos en Reino Unido el pasado febrero, según datos del Global Blue. Y esto podría ser sólo el principio.

Si bien me posicioné a favor de que Crimea era Rusia, dado que fue una traición de Kruschev y muchas más cosas en las que no me detendré ahora, pues ya escribí sobre ello en otro medio, empiezo a tener mis dudas sobre los nuevos planes de las otras tres regiones orientales de Ucrania, cuyos ciudadanos, no todos, se sienten rusos, y con mucha honra; aunque el tema de legitimidad se la dejo a nuestros columnistas.

Pero si el rublo sigue devaluándose la industria del lujo española podría apreciar un notable cambio, dado que a los turistas rusos les saldría más caro viajar y hacer sus ostentosas compras a las que tanto se han acostumbrado. De hecho, según datos de la Secretaría de Estado de Turismo, los rusos gastan de promedio unos 138 euros por día en España. En 2013, del millón y medio de rusos que visitaron España se desembolsaron nada menos que 2.350 millones de euros. Un gasto superior al de los turistas alemanes e ingleses. Tampoco olvidemos que el primer destino de los rusos en Europa es España. Según el INE, en España residen 59.482 habitantes rusos, y en 2013 los ciudadanos de este país registraron un PIB per cápita de 18.100 dólares.

Sin embargo, el hecho de que se dé un descenso en las compras en países externos implica que, en compensación, se aprecie un aumento en las adquisiciones de productos de moda y de lujo en el mercado interno, viéndose beneficiadas las marcas presentes en Rusia. Los cuatro gigantes de moda española -Zara, Mango, Desigual y Cortefiel- están presentes en el país eslavo, con lo que probablemente consumirían más moda dentro de Rusia.

Pero no nos agrada demasiado la idea de perder el turismo de esta potencia en la Costa del Sol y por todo el Levante. En 2013 el rublo se ha devaluado, respecto al euro, un 19,3%. Suponiendo que el rublo continuara con esta tendencia incrementada por la crisis "territorial" actual que se está dando, la industria del lujo española apreciaría un importante cambio, ya que a los rusos les saldría más caro viajar y comprar.

La pasión por el lujo y la ostentación no es solo un fenómeno de los ‘nuevos ricos’ -¡qué mal suena esta palabra!-, consecuencia del bendito capitalismo que de una vez por todas se instauró en Rusia tras el bochornoso e infumable comunismo soviético. Saltándome toda la parte de los zares y la adoración de estos por todo lo suntuoso, imperialista y majestuoso, el placer que le provoca a la nación rusa el lujo solo se compara con el de los nativos de los Emiratos Árabes que tienen como misión en el campo estético –beneficiándose con ello el económico- elevar todo lo material a lo "más alto".

Tras la llegada del capitalismo a Rusia, los ciudadanos del país gobernado por Putin abrazaron de tal manera la firma española Carrera y Carrera que, poco a poco, terminaron haciéndose con la misma. Así, en 2010 la firma, que entonces estaba en manos de la familia Lladró, fue vendida a la sociedad Caruli Limited, propiedad de un magnate ruso.

Claro que los hay que piensan que Rusia ya no es el país más oportuno para recibir nuevas marcas. Svetlana Kuprianova, consejera delegada de Carrera y Carrera, en el congreso celebrado en España el pasado mes de septiembre, ‘El futuro de las marcas de lujo españolas’, ya aludía a la debilidad del rublo y recomendaba, sorprendentemente, que si no se tenía presencia en Rusia, no merecía la pena, ya que era ‘tarde’, en palabras de la directiva. Y recomendaba como preferencia escoger China e incluso Japón que "está mejor que Rusia en estos momentos".

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios