Menú

Cacatúas, unas divertidas mascotas

Son una aves muy inteligentes y cariñosas.

Laura Herrero
2

Las cacatúas son unas aves muy cariñosas, les encanta que las acariciemos y que juguemos con ellas y son, además, unos animales muy inteligentes a los que se puede enseñar pequeños trucos y a repetir algunas palabras. A las cacatúas les gusta mucho la música, prueba a ponerle una canción y bailará al ritmo de la melodía.

Precisamente por su alta inteligencia, una cacatúa requiere mucha atención, de no ser así se aburre. Así, antes de adquirir una debemos pensar si va a permanecer sola mucho tiempo en casa, en este caso no debemos elegirla como mascota. Si se aburre o no recibe todo el cariño que demanda, y es mucho, pueden tener problemas psicológicos que derivarán en depresiones, en arrancarse las plumas o en adquirir el hábito de hacer ruidos muy desagradables.

Las cacatúas son aves diurnas y por lo general son muy sociables, imitarán tu voz y se posarán en tu dedo u hombro. Les gusta estar fuera de la jaula, que terminaremos por utilizar solo cuando vayan a estar solas.

Son criaturas muy longevas, pueden vivir hasta 60 o 70 años. A la hora de elegir un veterinario debemos decantarnos por uno que sea experto en aves exóticas.

Hay diferentes tipos de cacatúas, la ninfa es la más pequeña y de cuidados más fáciles.

Para estar al día sobre el cuidado de nuestra mascota , hemos encontrado una nueva tienda On line, Pet clic donde vamos a encontrar la mayor biblioteca de contenido relacionado con animales domésticos y la mejor atención al cliente, con un trato personalizado. En Pet Clic cuentan con expertos para responder a nuestras preguntas y darnos consejos, por ejemplo sobre nuestra mascota de esta semana, la Cacatúa.

Primeros pasos para adiestrar a nuestra cacatúa

A la hora de comprar una cacatúa es mejor elegir un ejemplar joven, de forma que podamos adiestrarla y que establezca un vínculo sentimental con nosotros. Éste vínculo será de por vida y muy fuerte, la cacatúas son aves monógamas que viven siempre con la misma pareja, en este caso su compañero seremos nosotros.

Una vez que la cacatúa llegue a nuestro hogar, la instalaremos en su jaula, en un lugar con luz, y dejaremos que se adapte a su nuevo entorno sin molestarla.

Poco a poco iremos familiarizándonos con ella, por ejemplo sentándonos a su lado y hablándola o silbando y dándole pequeños trocitos de comida a través de los barrotes de la jaula. No tardará en cogerlos. El paso siguiente es darle estos trocitos dentro de la jaula. Cuando tenga confianza no tardaremos en enseñarle a que se pose en nuestro hombro o brazo por su propia voluntad.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios