Menú

¿Qué fue de Montserrat Corulla en el caso Malaya?

Corulla, implicada en la operación Malaya, está ahora relacionada sentimentalmente con Marcos Fernández Fermoselle, del finiquitado grupo Parquesol.

Chic
6
Corulla, implicada en la operación Malaya, está ahora relacionada sentimentalmente con Marcos Fernández Fermoselle, del finiquitado grupo Parquesol.
El famoso instante protagonizado por Miguel Sebastián | Archivo

Hoy, con los focos de los medios de comunicación centrados en el triángulo Pantoja-Muñoz-Zaldívar, recordar el nombre de Montserrat Corulla podría parecer un recurso fuera de lugar. Hasta aquel debate por las elecciones municipales madrileñas de 2007, y al contrario que el de la tonadillera, la abogada era una figura esbelta, elegante, juvenil... pero del todo anónima para los medios de comunicación, por mucho que Corulla ya se permitiese por entonces compaginar su intensa agenda laboral con Juan Antonio Roca con todos los lujos y licencias habidos y por haber.

Montserrat Corulla Castro, abogada catalana de poco más de 30 años y persona de confianza de Juan Antonio Roca, saltó a lo titulares de la prensa a raíz de su detención en abril de 2006 por blanqueo de dinero en el marco de la operación Malaya. Su juvenil rostro dejó de ser anónimo a raíz de las declaraciones de Sebastián, que pese a las ramificaciones del caso sin embargo no logró ganar aquellas elecciones.

Aquella noche, recordemos, Corulla saltó a primera plana de los medios después de que el socialista Miguel Sebastián sacase una fotografía suya en pleno debate televisado con el alcalde Alberto Ruiz-Gallardón. ¿Se acabó lo que se daba para ella?

Su relación con Roca

La abogada, que se encargaba de las inversiones de Roca, trabajó en un despacho de abogados directamente vinculado a la operación Malaya. En ese marco había hecho diversas gestiones con la Gerencia de Urbanismo de Madrid, comprando palacetes históricos en ruinas y rehabilitándolos como hoteles de lujo. Todo ello a través de empresas y sociedades creadas por Juan Antonio Roca. Corulla se convirtió en responsable del presunto blanqueo de dinero en Madrid y Marbella, aunque quedaría en libertad unos meses después bajo fianza de 60.000 euros y otra adicional de 50.000.

Ahora, Corulla sale con el empresario Marcos Fernández Fermoselle, que formó parte del finiquitado grupo inmobiliario Parquesol desde 1987 hasta 1998. Fermoselle, de madre cubana y padre leonés, fue también presidente del Club de Fútbol Real Valladolid entre 1998 y 2000, y llegó a ejercer como presidente ejecutivo de la inmobiliaria antes de su millonaria venta.

Este verano, la pareja tuvo que afrontar un difícil trago. Corulla, hasta ese momento una mujer de carácter fuerte, tuvo que testificar en el marco de la operación Malaya. Era tanta la tensión a la que estaba sometida que sufrió una crisis de ansiedad en plena declaración, obligando a alterar el desarrollo de la sesión de aquel día.

Fermoselle: empresario... y experto en yoga

Quizá Corulla podría haber echado mano de la biblioteca de su pareja. Fernández Fermoselle destaca, además de por su fortuna y su labor empresarial, por ser un destacado practicante de yoga y otras actividades para reducir el estrés. En el año 2006 publicó el libro Dividendos para el alma. Cómo ser un ejecutivo eficaz y mejor persona, un libro firmado junto al especialista en yoga Ramiro Calle y el empresario Joaquín Tamames, en el que los autores ofrecen al lector todo tipo de consejos para conciliar vida privada y personal.

Para promocionarlo, Fermoselle aseguró al Magazine de El Mundo que la clave para conseguir el equilibrio vital está en "aprender a decir "no" y no confundir "eficacia con hiperactividad". Es muy importante, ahorra mucha energía a uno mismo y al otro, y genera claridad y transprarencia".

El empresario, este mismo año, también ha debido de aplicar esos propios preceptos new age a su vida, ya que ha tenido que afrontar la separación de su ex. El empresario, nacido en Cuba, antes de rehacer su vida sentimental con Corulla, estaba casado y con tres niñas, Sofía, Paula y Marisa. En el juicio de divorcio tuvo que pagar una verdadera fortuna a su ex, Patricia Martínez.

Sus menciones a un tal "Alberto"

Para poner fin a la historia quizá podríamos acudir a lo que todavía no conocemos. Y es que, finalmente, en el sumario de la operación Malaya no formaron parte unas conversaciones de Corulla con el entonces alcalde de Madrid que el juez consideró "privadas". No obstante, se mantuvieron otras en las que la abogada menciona con familiaridad a un tal "Alberto" como intermediario para lograr la reconversión de un edificio histórico en un hotel de lujo.

Corulla, tan bella como fría y amiga del anonimato, siempre se las ha arreglado muy bien para sortear obstáculos y moverse entre poderosos.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios