Menú

El Rey medita el adiós a la caza... y a la finca

La edad, los achaques y la opinión pública hacen que el Rey esté decidido a dejar la caza. Y con ella una gran finca que pagaba Patrimonio Nacional.

0
La edad, los achaques y la opinión pública hacen que el Rey esté decidido a dejar la caza. Y con ella una gran finca que pagaba Patrimonio Nacional.

Nada más y nada menos que 17.000 hectáreas, unos 24.000 campos de fútbol, tiene la finca de caza de la que disfruta el Rey a cuenta de Patrimonio Nacional, que gastaría "al menos" 600.000 euros al año en el alquiler de la propiedad y otros costes asociados, según la información al respecto que publica este sábado La Otra Crónica (LOC) de El Mundo.

Según este suplemento, sin embargo podría ser la última temporada en la que el monarca disfrute de esta fenomenal finca llamada Encomienda de Mudela y que está ubicada en Viso del Marqués, una localidad manchega.

Un disfrute que corre a cuenta de Patrimonio Nacional y que el Rey habría heredado del anterior jefe de Estado: fue en Encomienda de Mudela donde Franco y algunos invitados batieron el record de cazar 4.601 perdices en un único día.

LOC ha estado en Viso del Marqués y ha recabado opiniones de algunos de los colonos a los que se alquila la finca, un alquiler cuyo contrato expira en 2013 y que todo parece indicar que no se renovará.

Adiós a la caza

"No parece que vaya a venir después de la que se lió por lo del elefante", dice uno de estos colonos, que apunta además que "está muy cascao (sic)". El asunto no es baladí para la economía de la zona en la que está enclavada la finca, ya que además del medio millón de euros del alquiler y de los 100.000 en los que se calcula el mantenimiento están los gastos que provocaba cada cacería.

Así, cada día de caza suponía la contratación de unas 200 personas a las que se pagaban unos 50 euros. Además, se solían soltar unas 5.000 perdices por día, a un coste aproximado de seis euros por ave.

Desde Zarzuela se es prudente con la cuestión: "De momento no está previsto que vaya a ir a cazar este año", asegura un portavoz a LOC, si bien se deja una puerta abierta a los caprichos del monarca: "Pero eso forma parte de la agenda privada de Su Majestad, así que nunca se puede estar seguro", dice.

Invitados famosos y "muchas señoras rubias"

La finca tenía como razón última, desde el punto de vista institucional, ser un lugar con el que poder corresponder a las muchas invitaciones de caza que tiene el Rey. De hecho, esa ya era su función cuando el usuario principal del lugar era Francisco Franco.

Así, en estos años ha sido habitual ver por allí a reconocidos amigos del monarca: "El Abelló, los Albertos, una vez estuvo Enrique Ponce", dice un lugareño. Preguntado por Corinna zu Sayn-Wittgenstein el mismo hombre dice no conocer el nombre pero, al serle descrita remata con la mejor frase del reportaje: "Así, señoras rubias, han venido muchas".

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD