Menú

El gran robo a España: Conexión Luxemburgo

Además, esta semana se detectaron indicios de actividad amorosa en la vida privada de la infanta Elena.

0
Además, esta semana se detectaron indicios de actividad amorosa en la vida privada de la infanta Elena.
Urdangarín y los Príncipes de Asturias

La semana comenzó bien. La boda del príncipe heredero del Gran Ducado de Luxemburgo, Guillermo de Nassau y Borbón de Parma, a la que acudieron los príncipes, nos retrotrajo a una época en la que la monarquía española vivía apartada del escándalo y gozaba del respeto de la mayoría.

Una época en la que el lujo y los Palacios se asumían a la vez como reflejo y recompensa por su valioso desempeño simbólico e institucional. Unos años en los que el desfile de princesas asistentes al enlace todavía hubiera tenido la capacidad de seducirnos, de encantarnos, incluso de hacernos soñar con el mito romántico de la vida en la corte.

No obstante, la presencia allí de los príncipes de Asturias, que por otro lado exhibieron imagen de unidad, sobriedad y elegancia, también trajo consigo algunos malos augurios. El semblante preocupado de don Felipe y doña Letizia parecía un tanto impropio de una ceremonia feliz, y dejaba lugar a la duda.

Quizá fueron avisados de la inmediata publicación del descubrimiento de una nueva cuenta secreta de Urdangarín y Diego Torres (y van...) precisamente en Luxemburgo, donde se ha encontrado una parte más de un jugoso botín que parece no acabarse nunca. Y quizá Felipe y Letizia, conscientes del inminente revés mediático, temieran encontrárselo en algún buzón, o a la puerta de la preciosa Catedral de Nuestra Señora de Luxemburgo, y a lo mejor hasta que sintieran con desazón la bolsa de billetes propiedad del duque, latiendo como el famoso corazón acusador de Poe, mientras una gota de sudor frío se deslizaba por sus mejillas.

Pero no nos pongamos góticos. Al fin y al cabo, también estaba la inminente publicación del libro de Eduardo Inda y Esteban Urraiztieta, Urdangarín: un conseguidor en la Corte del Rey Juan Carlos, un perfecto resumen del gran robo a España repleto de jugosos y escandalosos detalles sobre las actividades del duque de Palma y su utilización de la figura del monarca para beneficio propio.

El libro obligó al hombre más atribulado de España, el abogado de Iñaki, Pascual Vives, a salir al paso a desmentir casi cada capítulo y anécdota, desde que la infanta Cristina esté acudiendo al psicólogo, hasta el hecho de que Urdangarín llegase a grabar un mensaje siguiendo el modelo de las retransmisiones televisadas del mismísimo monarca. Una controversia a la que se suma la división de los juristas después de una sentencia que desestima dos demandas de paternidad contra el Rey por la "inviolabilidad" que le reporta el cargo. 

Quien desde luego debe estar más tranquila, pese a haber sido apartada también del núcleo duro de la Familia Real, es la infanta Elena. Esta semana se detectaron indicios de actividad amorosa en la vida privada de Elena de Borbón con alguien "con bata blanca" y miembro destacado de la alta sociedad madrileña. Apenas se conocen más datos que esos, pero las certezas se suceden como un goteo constante. Más información en próximos días... cuando los encargados de conseguir imágenes de tal acontecimiento vean resultados en forma de exclusiva real. 

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD