Menú

Angelina Jolie se somete a una mastectomía para prevenir el cáncer de mama

La actriz tenía un 87% de probabilidades de desarrollar cáncer de mama, y ha querido extirparse los pechos antes de que ocurriera.

LIBERTAD DIGITAL
83

“Mi madre luchó contra el cáncer durante, por lo menos, una década y murió a los 56 años. Vivió el tiempo suficiente para conocer a su primer nieto y sostenerlo en sus brazos. Pero mis otros hijos nunca tendrán la oportunidad de experimentar cómo era ella”. Así comienza Angelina Jolie el artículo que publica en el New York Times, donde revela la operación a la que se ha sometido para evitar desarrollar un cáncer de mama.

“Mis médicos estimaron que tenía un 87% de riesgo de desarrollar cáncer de mama, y un 50% de desarrollar cáncer de ovarios; aunque el riesgo es diferente en el caso de cada mujer”, afirma la actriz. Jolie explica que, durante mucho tiempo, no se preocupó cuando sus hijos le preguntaban si le ocurriría lo mismo que a su abuela, “siempre les dije que no se preocuparan, pero lo cierto es que tengo un gen 'defectuoso', el BRCA1”.

Por eso, desde que conoció sus altas probabilidades “decidí ser proactiva para minimizar el riesgo lo más que pudiera. Tomé la decisión de practicarme una mastectomía preventiva doble”. Escogió empezar por los pechos, porque el riesgo de desarrollar la enfermedad era mayor que en los ovarios.

Este proceso comenzó el febrero pasado, y acabó el pasado 27 de abril; período en el que la actriz ha conseguido llevarlo en secreto y continuar con su trabajo. La técnica a la que se sometió se conoce como “nipple delay”, que busca que los efectos de una mastectomía (extirpación del pecho) no dañen el pezón estéticamente. “Causa un poco de dolor y un montón de moratones”, reconoce la directora. Dos semanas después de la extirpación, se sometió a otra cirugía donde se extrae el tejido mamario al completo: “Esta operación puede llegar a durar ocho horas. Te despiertas entubada y con expansores en tus senos, sintiéndote como en una escena de una película de ciencia-ficción”.

No obstante, la actriz de 37 años aclara que después se puede volver a una vida normal. Dos meses después, le pusieron el implante mamario: “Ha habido muchos avances en este procedimiento en los últimos años, y los resultados pueden ser hermosos”, afirma.

¿Por qué ha decidido la actriz hacer público su caso médico? Lo explica ella misma: “Espero que otras mujeres puedan beneficiarse de mi experiencia. Cáncer es todavía una palabra que llena de miedo los corazones de las personas, provocando un enorme sentimiento de impotencia”.

Y continúa: "Quería escribir ésto para decirle a otras mujeres que la decisión de someterse a una mastectomía no fue fácil. Pero ahora estoy muy contenta de haberlo hecho. Mis posibilidades de desarrollar un cáncer de mama se han reducido de un 87% a menos del 5%.Puedo decirles a mis hijos que no tienen que temer porque me vayan a perder por un cáncer de mama", confiesa.

Jolie, que agradece el apoyo a su marido Brad Pitt, que ha estado a su lado durante todo el proceso, concluye con una reflexión: "La vida viene con muchos desafíos. Los que no nos deben asustar son los que podemos asumir y controlar".

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios