Menú

Kiko Rivera, en las pausas de 'Sálvame': "Que la den, poco estoy diciendo"

Las declaraciones de Kiko Rivera en Sálvame siguen trayendo cola.

Chic
15
Las declaraciones de Kiko Rivera en Sálvame siguen trayendo cola.
Kiko Rivera | Cordon Press

El Sálvame Deluxe del viernes está dando mucho que hablar. En la edición de esta semana, Kiko Rivera por fin rompió su silencio sobre su relación con Jessica Bueno y sus hermanos, y con su sinceridad dejó a más de uno boquiabierto. A medida que transcurren los días se conocen más detalles de la polémica entrevista.

Una de las máximas afectadas ha sido su expareja y madre de su hijo, Jessica Bueno, que acaba de llevarse a su hijo en común a Eibar, con su nuevo novio el futbolista J. Peleteiro. El programa quiso saber cuál era la opinión de la otra parte ante el aluvión de declaraciones de Kiko, pero ella declinó a hablar: "Lo siento, pero no voy a entrar en ese tema".

Otro de los datos que aportó el programa son las imágenes grabadas en los descansos publicitarios. En ellas pudimos ver a un Kiko Rivera nervioso y enfadado pero temeroso de poder decir algo que le perjudique aún más de cara al juez en el caso de la custodia de su hijo.

En un corte, un amigo del Dj se acerca para contarle que un número secreto le ha llamado para decirle que no hable más de Jessica, con quien tiene el juicio fijado el 4 de noviembre, a lo que Kiko responde: "Que la den, poco estoy diciendo". Entre las muchas puyas que diría después a la modelo sevillana, el hijo de Isabel Pantoja reveló que "Jessica y yo no congeniábamos en la cama y ella no era buena alumna".

"Me quiero sincerar. Cuando nació mi hijo, los tres primeros meses, tuve que dormir en el sofá porque la señorita Jessica Bueno quería que su mamá durmiera en la cama con ella. Tremendo", dijo Kiko Rivera en la edición más polémica de Sálvame en mucho tiempo.

El DJ también reveló que Jessica no quería ir a visitar a su madre, Isabel Pantoja porque se sentía incómoda en Cantora. Y ahora, reveló, atraviesa otro mal momento: "Llevo tres semanas sin saber nada de mi hijo porque ella se ha enamorado. Enamórate y sé feliz pero no olvides que soy el padre del niño", cuenta un emocionado Kiko Rivera". Por eso, todo está en manos de abogados: "La señorita Jessica Bueno se ha llevado a mi hijo sin mi consentimiento. A mí me ha demostrado que no es una buena madre y creo que tres semanas sin ver a mi hijo no es nada justo".

La revelación de que Jessica Bueno no era la mujer de su vida, aseguró Kiko, tuvo lugar demasiado tarde, a los cuatro meses de embarazo, cuando vio que ella no era lo que parecía en un primer momento. "Jessica me ha hecho muchísimo daño. Me ha jodido". Kiko ahondó aún más en sus sentimientos: "El día que más lloré fue cuando me llamó para decirme que se llevaba a mi hijo. Ese día me sentí tan mal. La gente piensa que soy un tipo fiestero, un tipo al que todo le da igual, pero no es así. Soy persona y tengo unos sentimientos".

"Yo no sé cómo es el novio de Jessica y está viviendo con mi hijo. Me produce pena que alguien pasé más tiempo con mi hijo cuando yo tengo su sangre. Quiero darle a mi hijo todo lo que me ha faltado a mí, pero no me dejan", dijo dolido al presentador Jorge Javier Vázquez.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios