Menú

Paul Michael Glaser publica una novela que cuenta su trágica historia

El actor ha publicado una novela, que se llama Chrystallia, en la que cuenta la terrible historia de su vida.

0
El actor ha publicado una novela, que se llama Chrystallia, en la que cuenta la terrible historia de su vida.
Paul Michael Glaser | Cordon Press

A sus 70 años, Paul Michael Glaser ha tenido que superar muchos acontecimientos trágicos en su vida. Su historia ha estado marcada por la muerte, ya que poco a poco fue perdiendo a todas las personas que quería. En los años 70, estaba viviendo su mejor momento, se convirtió en uno de los detectives más famosos por la serie Starsky y Hutch y todo brillaba a su alrededor. La novela Chrystallia y el origen de la luz, a la venta en castellano en Amazon, narra la historia de dos niños que tienen que salir adelante después de la muerte de su madre. No obstante, en realidad habla sobre los trágicos momentos que él ha vivido.

En 1974, conoció a la que fue su primera mujer, justo cuando él estaba grabando el capítulo piloto de la serie con la que alcanzaría la fama -Starsky y Hutch-. La pareja estaba locamente enamorada, por eso, en 1980 se casaron. Un año más tarde Elisabeth dio a luz a la primera hija del matrimonio. El parto fue bien hasta que en un momento sufrió una fuerte hemorragia, por lo que fue necesaria una transfusión de sangre. Cuando pasaron cuatro años, la pequeña se puso mala y fue en ese instante cuando descubrieron que tenía sida. También se supo que la sangre que recibió Elisabeth en el hospital estaba infectada del virus y que la pequeña se había contagiado por la leche materna. Ya habían tenido a su segundo hijo, por lo que también estaba infectado, sin embargo, el pequeño había heredado de su padre el gen CCR5 que ayuda a retrasar el ataque del sida.

Con tan solo 7 años la primera hija de Paul Michael murió y, 6 años más tarde, Elisabeth también fallecía, dejando al actor solo con su hijo que estaba infectado por el virus. Ahora, Jake tiene 29 años y es portavoz de la fundación que formaron sus padres: Fundaicón Pediatric AIDS. Se tatuó el lema de su madre "mi vida no ha resultado ser lo que esperaba, pero aunque el mañana me traerá lo que quiera traer, el hoy ha sido glorioso".

Después de esta trágica experiencia, Paul dejó los escenarios y pasó a ser director. Con el tiempo, se volvió a casar y tuvo una nueva hija. Ahora ha vuelto a los escenarios, y está de gira por Inglaterra con El violinista en el tejado. Con 70 años, solo puede dar gracias porque su hijo está sano. Reconoce que en ocasiones habla con su esposa e hija para preguntarles "cómo están" y para decirles "que les quiere" Aunque sabe que no le van a contestar, él siente que "siguen con él".

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD