Menú

Los duques de Palma regresan a la vida social barcelonesa

Emilia Landaluce, Rosa Belmonte y Carlos Pérez Gimeno abordan la crónica del corazón.

0
Emilia Landaluce, Rosa Belmonte y Carlos Pérez Gimeno abordan la crónica del corazón.
Los duques de Palma, en la boda | Efe

La infanta Cristina e Iñaki Urdangarín reaparecieron este sábado en la vida social de Barcelona por todo lo alto, dejando seguramente a más de uno con la boca desencajada: acudieron a la boda de Pablo Lara García, hijo del presidente del Grupo Planeta, con Anna Brufau, hija de Manuel Brufau, directivo de Indra. Al parecer nadie esperaba que el imputado y su esposa apareciesen en el enlace, pero es lo que ocurre cuando invitas a alguien, que puede presentarse.

En la fiesta se codearon con Mariano Rajoy, Soraya Sáez de Santamaría, Jordi Pujol, ministros como Ana Pastor, exministros como Josep Piqué o María Teresa Fernández de la Vega, y periodistas como Gloria Lomana o Carlos Herrera. Eso sí: evitaron la ceremonia religiosa y llegaron directamente al banquete, muy sonrientes. Él vestido con un traje y la hija del Rey con un diseño sin mangas en color burdeos.

Horas antes, los príncipes de Asturias trabajaban en el pueblo asturiano de Tevenga, al que acudieron al día siguiente de la entrega de los premios que llevan su nombre. Al parecer, tras la recepción en el Hotel Reconquista, Letizia se fue de tapas con una pandilla de amigos, pero sin el príncipe. Según La Voz Libre, tomaron sidra y pulpo en Casa Serafín, y después unos cócteles en la cafetería Enboga.

La reina Sofía también será protagonista los próximos días, con motivo de la celebración el próximo 2 de noviembre de su 75 cumpleaños. El País le dedicaba este sábado un largo artículo firmado por Mabel Galaz y titulado "Sofía, la pacificadora", en el que se cantan sus virtudes. El diario aprovecha su onomástica para hacerle una campaña de imagen diciendo que mantiene una "estrecha y cómplice" relación con su hijo Felipe, que su relación con Letizia "es correcta, como de suegra y nuera", que le gusta el programa Entre todos de TVE, que es ahorradora, poco amiga de la cirugía estética y, qué casualidad, que es consciente de que cometió un error fotografiándose con Iñaki Urdangarín en el ¡Hola! cuando acababan de imputarle.

La batalla de Belén Esteban con María José Campanario promete ser épica. Ahora, por primera vez en años, Campanario ha decidido dar un paso adelante y llevar a Belén a los tribunales. La princesa del pueblo no se ha achantado en absoluto, y ha amenazado con hacer hablar a su Andrea y hasta quitarle el apellido Janeiro.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD