Menú

Mantener Marivent cuesta más de 1,5 millones al año

El Diario de Mallorca publica las cuentas del Palacio en 2013: sólo en limpieza y agua el Gobierno balear se deja más de 350.000 euros.

Libertad Digital
48
El Palacio de Marivent es, desde hace décadas, el lugar de veraneo preferido de la Familia Real española. | Corbis

El Palacio de Marivent, residencia habitual de los reyes de España durante sus vacaciones de verano, le cuesta al contribuyente balear algo más de un millón y medio de euros. En concreto, 1,54 millones, según los datos que la Consejería de Presidencia ha hecho públicos en los últimos días a petición del partido Mes per Mallorca y de los que este domingo se hace eco el Diario de Mallorca.

De esta manera, en 2013, último año con las cuentas cerradas, el mantenimiento del Palacio se llevó algo más de 350.000 euros sólo en limpieza y agua. En este sentido, el pago al personal de limpieza alcanzó los 266.477 euros, mientras que el suministro de agua consumía cerca de 90.000 euros. Evidentemente, en una residencia de estas características, hay muchos otros gastos que llaman la atención. Por ejemplo, el mantenimiento de los jardines costó más de 84.000 euros, la puesta a punto de las piscinas unos 45.000 y el control de plagas más de 8.000 euros.

Todas estas cantidades fueron abonadas por el Gobierno balear, que es el encargado de mantener en un buen estado la instalación, que es de su propiedad y no de Patrimonio Nacional. Desde hace años, los reyes veranean en Mallorca, un hecho que siempre ha sido muy valorado por el sector turístico de la isla, que considera que el gasto destinado a Sus Majestades está más que compensado por la publicidad gratuita que se hace de la isla.

En cuanto al desglose de los gastos, como era previsible estos se disparan en temporada alta, cuando los reyes o sus familiares visitan Marivent. En los meses de otoño e invierno, las cantidades son mucho más modestas.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation