Menú

Alfonso Diez no aclara si renunciará a la herencia como se comprometió en 2010

Pese a que desde la Casa de Alba se le ha pedido que se pronuncie, Alfonso Diez no ha dicho aún si se ratifica o no en la renuncia a la herencia.

0

Cuando el reparto no convence, una herencia millonaria se convierte en un quebradero de cabeza para los herederos. El caso de la herencia de la duquesa de Alba no va a ser una excepción. En el centro de la polémica se encuentra el hombre de los desvelos de Cayetana, Alfonso Diez, última y única conquista de la duquesa que ha sobrevivido al matrimonio. Y precisamente esto último convierte a Diez en pieza clave del reparto del testamento ya que, según ha sabido Chic de fuentes muy cercanas a la familia, el viudo de Cayetana comienza a enseñar su verdadera cara.

Estas fuentes aseguran a Chic que un frío helador recorrió los cimientos de la casa de Alba cuando Alfonso Diez decidió guardar silencio sobre si se ratifica o no en la renuncia a la herencia que firmó en 2010. Y eso, que desde la Casa de Alba se le ha solicitado que se pronuncie. En aquellas capitulaciones renunciaba a cualquier herencia que le pudiera corresponder legalmente tras la muerte de Cayetana.

De este modo, Alfonso Diez renunciaba a permanecer "en el domicilio conyugal" tras la muerte de su esposa. También renunciaba a "cualquier tipo de pensión que le pudiera corresponder fruto de su matrimonio" y a "cualquier título, derecho u honores que le pudiera corresponder", también por ser el marido de Cayetana Fitz-James Stuart.

Pero no quedaba ahí la cosa. Además, Diez renunció "al usufructo que pudiera corresponderle como cónyuge supérstite", es decir, que renunciaba a la parte de la herencia de la duquesa que, en caso de fallecimiento, la ley le reserva y le garantiza, incluso por encima de lo decidido de forma expresa por la misma fallecida.

Expertos en derecho familiar aclaran a Chic que este tipo de documentos tienen más validez moral o ética que legal. Es decir, que si Alfonso Diez no renuncia expresamente a la parte que le corresponde ratificándose en esas capitulaciones, la ley le ampara a la hora de acceder al porcentaje que le corresponda de la herencia.

Por este motivo, la Casa de Alba ha pedido a Diez que diga si se ratifica o no en esas capitulaciones. Hasta la fecha, Diez ha preferido no contestar y guarda silencio. Según las mismas fuentes, esta reacción sorprendió en el seno de la familia, convencida de que Alfonso Diez no iba a reclamar ni un solo euro. Ahora, los hijos de Cayetana Fitz-James Stuart mantienen una relación más distante y fría con el viudo de su difunta madre.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD