Menú

Mario Vaquerizo presenta 'Vaquerizismos' en esRadio: "Los políticos son estrellas del rock"

Mario Vaquerizo ha visitado Es la Mañana de Federico en esRadio para presentar su libro Vaquerizismos.

Chic
12

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Crónica Rosa: Con Mario Vaquerizo Es la Mañana de Federico

Ponlo en tu web

Copia el código HTML para insertar el audio "Crónica Rosa: Con Mario Vaquerizo" en tu blog, página web o en un foro. Puedes cambiar el ancho antes de copiar y pegar el código.

Ancho:

Código:

×

No puede escuchar el directo

Tiene alguna extensión del navegador que está bloqueando la reproducción, seguramente un bloqueador de anuncios. Desactívelo si quiere escucharnos.

×

Mario Vaquerizo ha visitado los estudios de esRadio para presentar Vaquerizismos, un libro que -según Federico Jiménez Losantos- "empieza de una manera y se convierte en otra cosa. Comienza con el encargo de la editorial y acaba como un libro de memorias con Alaska". Es, en última instancia, el libro de -explicaron en esRadio- "un seductor seducido".

Tal y como confesó Mario, "este libro no tiene ninguna pretensión, es un encargo de la editorial por permitirme hacer Fabiografía", su libro más personal. Pero a la vez -confiesa- "ha tenido libertad total" para hacerlo, lo que sin duda repercute en los resultados.

El tema enseguida derivó al asunto sentimental, y es que Mario "ha tenido un montón de novias", explicó el director de Es la mañana de Federico y confirmó el propio Mario. Y luego, el "tira y afloja" con Alaska, que dio el primer paso debido a obstáculos personales y laborales.

Vaquerizo, en la crónica rosa | D. A.

"El primer regalo que me hiciste -dijo Mario a Alaska, presente en el estudio- fueron tres postales desde Londres", que le dejaron bien claro que ella era la mujer que quería tener en su vida. "Era una de Bette Davis en Eva al desnudo, una foto de Sue Ellen de Dallas, y otra de Falcon Crest. Las tengo guardadas y transcribo en el libro las notas de las imágenes".

Y del amor de Alaska, al amor en general, aspecto en el que el autor se muestra completamente sincero. "A partir de experiencias personales reflexiono de temas universales, como el amor. La gente juega a ser los amantes de Teruel, tonta ella y tonta él. Estar enamorado es ir de la mano, pero no puedes forzar si ese amor pasa u otra persona se cruza. Si somos capaces de sobreponernos a la muerte de un ser querido, también a la pérdida del amor".

Y de las relaciones personales, Vaquerizo pasó a explicar junto a su mujer su gran crisis personal, afortunadamente ya superada, y que vino dada por una trágica pérdida y el exceso de trabajo. "De marido de Alaska, representante de Elsa Pataky, Nancys Rubias, y luego Mario Vaquerizo, el superfamoso. En mi afán de mantener todo, conservar mi base establecida y aprovechar la fama, que no la he buscado conscientemente, quise hacer todo, todo y me di cuenta que estaba perdiendo mi carácter". La única persona que le sostuvo en esas circunstancias -explicaron- fue Alaska.

La propia cantante explicó a Vaquerizo y los demás la crisis que atravesó su marido, que había comenzado algo antes. "Esta no me preocupaba tanto porque cuando murió su hermano vi que no era él. Yo esto no lo veía tan profundo, pero no era solo una cuestión laboral, te hiciste más impaciente. Esa carga laboral de estar en cuatro sitios a la vez, y al final dijiste ¿qué estoy haciendo?".

El cantante también comentó las recientes fotos de Pablo Iglesias con el pelo suelto en el suplemento de fin de semana de La Vanguardia. Unas imágenes que demuestran su tesis, y es que "los políticos son estrellas del rock". En el propio libro Vaquerizismos, uno de los principales es "reconocer que te preocupas por tu imagen públicamente", explicó al respecto del líder de Podemos.

Pero Vaquerizo también se metió sin ambajes en la crónica rosa y habló de Toño Sanchís, con quien comparte oficio de representante de famosos. El cantante de Nancys Rubias opinó de la polémica de éste con Belén Esteban y se posiciona del lado de la tertuliana de Sálvame y porque "en las relaciones personales y laborales airear trapos sucios es muy feo".

Aunque, haciendo gala de sinceridad y profesionalidad, señaló que está "coincidiendo con él en un programa, y es encantador. La relación que tenga él con Belén no me importa. Soy más afín a ella, pero por ambas partes ninguno de los dos tendrían que entrar en ese juego a no ser que quieran. He representado a muchos -Leonor Watling, Elsa Pataky, Dover- y los problemas que podamos haber tenido, son cosas que quedan para mí y mis representados".

También opinó de que Dulce, la niñera de Isabel Pantoja, y su incorporación a Supervivientes. Mario cree que "no va a hablar", lo que resta todo el interés a su participación. "Se la quitarán pronto de en mdio y no dará lo que queremos, que es que lo cuente todo".

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco