Menú

Cómo la caída de la infanta Elena representa una nueva "bofetada a Felipe"

Paloma Barrientos, Carmen Duerto y Daniel Carande tratan la actualidad rosa en esRadio

0
Crónica Rosa: La caída de la Infanta Elena Es la Mañana de Federico

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

La crónica rosa de Es la mañana de Federico ha contado con Paloma Barrientos, Carmen Duerto y Daniel Carande para tratar todos los asuntos de la actualidad rosa. Incluyendo la inesperada caída de un caballo de la infanta Elena de Borbón que, pese a no revestir gravedad, la ha obligado a pasar ingresada toda la noche.

Tanto es así que los reyes eméritos Juan Carlos y Sofía visitaron el jueves por la noche a su hija. Un gesto valioso por varias razones, en primer lugar porque no es habitual que ambos se dejen ver juntos en ningún acto oficial o familiar... Y en segundo, tal y como explicó Federico Jiménez Losantos, por lo que está a punto de ocurrir en el ámbito judicial respecto a su hermana, la infanta Cristina.

En efecto, está a punto de dictarse la sentencia de Cristina y Urdangarín -explicó Federico en esRadio- y esta reunión de Sofía, Juan Carlos y Elena tiene un determinado valor simbólico, más allá del mero gesto a la infanta. "La crisis en la Familia Real, lo que produce la poda sistemática, viene del caso Urdangarín, incluso la abdicacion del Rey. Y ahora encuentra su resolución dramática, de que al menos Urdangarín va a ir a la cárcel y de la otra no sabemos en qué consistirá la condena".

Explicó Federico que la separación del núcleo duro de la Familia Real, y el recorte de privilegios de las infantas viene de este escándalo de corrupción, que tuvo un eco claro en las relaciones internas... y en el vacío a Felipe VI, ahora Rey pero entonces príncipe de Asturias. "Hay una portada de ¡Hola! que demuestra que, desde el principio, la entonces reina Sofía y el entonces rey Juan Carlos apoyaron a Urdangarín". La portada es la de la reina Sofía pasando las Navidades en EEUU con los duques, representando su apoyo público a los duques de Palma pese a las acusaciones del caso Nóos.

Se da la circunstancia de que, entonces, Juan Carlos inicialmente se puso del lado de Felipe (que exigía apartarse claramente del duque de Palma) pero más tarde cambió de bando. "Con Elena de perfil, se transformó en un frente de tres contra el entonces príncipe de Asturias".

Y ello provocó "una guerra interna de tres años en la Familia Real que fue tremenda". Una guerra -dijo Jiménez Losantos en esRadio- que recuerda que desde entonces "las bofetadas se las ha llevado Felipe". Es por ello que la reunión de Elena, Juan Carlos y Sofía en el hospital no deja de recordar ese episodio, sobre todo ahora que el caso está a punto de llegar a su fin.

Hay que recordar la propuesta de Juan Carlos, cuando -todavía de la mano de Felipe- intentó, antes de abdicar, "que Urdangarín se comiese el marrón, y que si no, que se divorciara. Él dijo que no, y ahí se produce la crisis". Una crisis que -según el director de Es la mañana- "desde entonces quedó claro que no se arreglará nunca, no solo porque Letizia se lleve mal con todo el mundo de la Familia Real, sino porque es una traición del padre al hijo -algo casi biologico en los Borbón- uniéndose a Sofía".

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD