Menú

Cristina Pedroche, más allá de un vestido de fiesta

Un vestido para las Campanadas acapara toda la atención en la noche del 31 de diciembre, pero Pedroche ha sabido hacerse a sí misma.

Chic
0
Cristina Pedroche, más allá de un vestido de fiesta
Pedroche preparando su vestido en 2016 | Atresmedia

El vestido que se pondrá Cristina Pedroche en las Campanadas de Nochevieja es lo que más expectación genera en torno a la figura de la presentadora. El look con el que la de Vallecas despedirá el año 2017 desde la Puerta del Sol es su secreto mejor guardado. ¿Llevará transparencias, encajes, lentejuelas? El modelito de Pedroche y el programa especial de Nochevieja no es más que una pequeña parte de los ingresos que genera, porque ella es mucho más que un vestido. Lo reconoció en una entrevista reciente: "Mis padres son humildes, aunque yo les invito. Cuando leí ese comentario de que mi padre estaba en paro y lo pagaba todo David… ¿Estamos locos o qué?¡Que gano mucho más que David! ¡Que no me casé por dinero, me casé por amor!".

Cristina, licenciada en Administración y Dirección de Empresas, ha sabido invertir el dinero que ha ganado estos años, lo que le permitió convertirse en socia capitalista de su marido en su negocio de restauración. En 2016 se hizo propietaria del restaurante StreetXo en Londres, ya que aportó el dinero que le faltaba a David Muñoz para hacer frente al proyecto. Ella no cocina, pero sí se dedica al diseño de la vajilla, el vestuario de sus camareros o la contratación de proveedores.

Estrella de televisión y reclamo publicitario

Comenzó como azafata en Antena 3, saltó a la fama como reportera de Sé lo que hicisteis... (La Sexta) y trabaja en programas como Pekín Exprés, Tú sí que sí o Zapeando, además de las Campandas que presenta desde 2014. Es uno de los rostros mejor pagados de la televisión, pero gran parte de sus ingresos se deben a su imagen en publicidad y redes sociales.

Grandes marcas de moda y belleza han apostado por ella para publicitarse con campañas por las que, según varios expertos, podría cobrar entre 100.000 y 180.000 euros,incluso acaba de lanzar su propio perfume. Además, las redes sociales son su mejor escaparte. Sólo en Instagram tiene más de un millón y medio de seguidores, una red social donde comparte su día a día y donde publicar una sola foto le puede reportar hasta 5.000 euros. "Recibo hasta cinco o seis ofertas de trabajo al día y rechazo muchas, porque cuando dices que no, llegas más lejos", reconoce. Mientras, su caché se ha disparado a 30.000 euros por cada presentación de marca y 3.000 euros por apariciones en una alfombra roja o contratos como invitada a una fiesta.

Inversiones inmobiliarias

A pesar de sus grandes ingresos, Pedroche siempre se ha mostrado orgullosa de sus raíces humildes, de las que no tiene intención desprenderse. Es propietaria de tres pisos en Madrid: un piso de 137 m2 en Legazpi junto a su marido; uno de 75 m2 en el mismo edificio del que es propietaria exclusiva; y un tercero de 75 m2 en Coslada donado por un familiar. Tiene además tres plazas de garaje, una a medias con David.

En siete años, ha pasado de ser una joven de Vallecas con aspiraciones televisivas, a ser una de las grandes –y criticadas– estrellas del entretenimiento.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios