Menú

Las penurias que pasó Nicole Kidman hasta lograr su meta

Las razones de su divorcio de Tom Cruise todavía siguen siendo un enigma. 

0
Las razones de su divorcio de Tom Cruise todavía siguen siendo un enigma. 
Nicole Kidman, en los inicios de su carrera | Archivo.

No descubro el Mediterráneo al decir que un número elevado de mujeres tienen la maternidad como uno de sus grandes objetivos. Desgraciadamente, no todas lo consiguen, por diversas razones harto sabidas. Lo que resulta, en ocasiones, sorprendente es que la Naturaleza les niegue en principio esa posibilidad, adopten uno o más niños y un día, inesperadamente se queden embarazadas. Si es que con otra pareja, se comprenderá quizás mejor. Todo este prólogo viene a cuento de lo que le sucedió a una de las actrices cinematográficas más admiradas, Nicole Kidman, quien a sus cincuenta y un años que cumple este miércoles, 20 de junio, no pierde la esperanza de ser madre de nuevo, en tanto prosigue su estable carrera en el cine y la televisión.

Hay quienes la creen nacida en Australia, mas lo cierto es que vino al mundo en Honolulú, Hawai, el 20 de junio de 1967, aunque se haya nacionalizado, efectivamente, australiana, como su padre, un bioquímico de profesión. Su madre tenía por nombre el de Hokulami, que en lengua hawaiana significa "estrella celestial". Nicole Kidman se inició en el cine en 1989 con la película Calma total. Por entonces vivía junto al actor australiano Marcus Graham, al que dejó un año después cuando rodando Días de trueno se enamoró de su compañero protagonista, Tom Cruise. No les importaba la diferencia de altura, ella de un metro y ochenta centímetros y él que le llegaba a los hombros. Pero es algo que, si se fijan por la calle, ocurre de vez en cuando: tal y como esta pareja o al revés, con un varón para jugar al baloncesto y una compañera bajita. Sin complejos, que el amor es ciego, o tuerto.

nicole-kidman-tom-cruise.jpg
Tom y Nicole | Archivo

Rubia, elegante, exquisita, Nicole Kidman se reveló en aquella cinta en su papel de cirujana. Y en la noche del día de Navidad sorprendieron a sus amigos casándose en la intimidad en un lugar apartado de las Montañas Rocosas. Todo iba bien, en sus cotizados contratos en el cine y en la vida real. Salvo que Nicole, amante de los niños, no se quedaba embarazada por mucho que lo intentó. ¿Solución? Tom estuvo conforme con adoptar una niña, a la que llamaron Isabella. Eso ocurrió en 1992. Tres años después, como buscaban la parejita y el niño no venía… repitieron la operación. El varón adoptado, de color, es Anthony Cruise, aunque a él le gusta llamarse Connor Cruise. Es actor y su hermana maquilladora, que vive en Londres. Sobre todo ésta sintió muchísimo el divorcio de sus padres adoptivos, en 2001. ¿Y saben qué razón principal los separó para siempre? Que Tom se empeñó en que Nicole y sus dos hijos se iniciaran en la Iglesia de la Cienciología, a la que él pertenece y es un activo practicante que difunde, allá donde se encuentra, las excelencias de su credo. Cuando estuvo en Madrid, por ejemplo, inauguró la sede de esa secta en la calle del Prado.

Nicole le adujo que era practicante católica, así quería que continuaran sus hijos y no sentía deseos de renunciar a su religión. A pesar de la dolorosa separación, han procurado mantener su amistad.

Hasta la fecha de su divorcio Nicole Kidman mantuvo su categoría de estrella internacional. Todo por un sueño, Moulín Rouge, Los otros y Las horas fueron los títulos más sobresalientes hasta comienzos del nuevo siglo. El último le deparó la oportunidad de interpretar con éxito la vida de Virginia Woolf, lo que le valió un Óscar. No le importó desnudarse del todo en Eyes Wide Shut, espléndida imagen al comienzo del filme, fugaz instante erótico plasmado en la pantalla sin ofender el pudor, ni de la actriz ni de nadie. La verdad es que Nicole Kidman, al menos en esos años, podía lucir su anatomía, la de un "sex symbol" sin caer nunca en la fácil provocación. Siempre con la estética de un cuerpo sublime. Luego está su voz, acariciante, preciosa, para quiénes la hayan captado en la versión original de sus películas. Pura sensualidad también. No es raro que en 2001 decidiera grabar un disco a dúo con Robbie Williams: su versión de un lejano éxito de Frank Sinatra y su hija Nancy: "Something stupid".

hqdefault.jpg

Sentimentalmente, pasados unos años en soledad tras el divorcio de Tom Cruise, encontró a su pareja por hoy perfecta, el cantante de country Keith Urban, neozelandés. Al mes de conocerse celebraron sus esponsales, en 2006. En su afán por ser madre biológica, lo intentó de nuevo, esta vez con suerte: les nació Sunday Rose, cuando Nicole contaba cuarenta y un años. La felicidad que halló entonces la actriz fue inmensa. Y para proseguir su sueño, casi de ser matriarca de una familia numerosa, trató de quedarse embarazada otra vez. Al no lograrlo, con el consentimiento de su segundo marido, optaron por recurrir a "un vientre de alquiler", lo que científicamente se conoce como gestación subrogada. Y en 2010 recogió en sus brazos a Faith Margaret. Por cierto: tanto Sunday como Faith son naturales de Nashville, pues allí montó su hogar Keith Urban, al ser el centro de las canciones vaqueras americanas. Con cuatro hijos, Nicole Kidman aún piensa que podría aumentar la familia, tal es su amor hacia los niños y su dicha al ampliar aún más sus deseos maternos.

Ha sabido combinar Nicole Kidman en su vida su faceta de actriz con los deberes como esposa y madre. Relatadas esas experiencias con sus retoños, sólo nos queda ocuparnos de sus más recientes trabajos. En el cine, The Goldfinch, donde se vio obligada a caracterizarse con canas y arrugas para parecerse a una mujer veinte años mayor que ella. Una peluca y un intenso maquillaje obraron ese milagro, que tanto se da en la pantalla. En la actualidad sigue contratada en una serie de éxito de la cadena de televisión HBO, Big Little líes. Su papel en la próxima temporada, donde coincidió en el reparto con Meryl Streep, era el de una víctima del abuso doméstico. En la presente, se acentúa más en su personaje su condición de apasionada deportista.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia