Menú

Desmontando el pasado de Mónica Hoyos: ¿es quien dice ser?

La expareja de Carlos Lozano utiliza su "exitosa" carrera profesional para desprestigiar a Miriam Saavedra, pero la hemeroteca no engaña.

0
Desmontando el pasado de Mónica Hoyos: ¿es quien dice ser?
Mónica Hoyos en una imagen de 2004 | Gtres

Mónica Hoyos es una de las protagonistas de la exitosa sexta edición de Gran Hermano VIP. Sin su papel de villana, quién sabe si Miriam Saavedra se hubiera convertido en la favorita del público. Lo que sí está claro es que, a pesar de los ataques de Hoyos, sus carreras profesionales no son tan diferentes como ella quiere hacer ver. Dejaremos de lado improperios como "zorra", "esquizofrénica", "parásito", "loca" o las insinuaciones sobre Miriam y su trabajo como mujer de compañía en Perú, que vienen de largo. Para hacer menos a su enemiga, Mónica presume de tener una carrera profesional en televisión al contrario que Miriam, a la que acusa de haberse hecho famosa gracias a su relación con Carlos Lozano y a las entrevistas que ha dado a su costa.

Hay que recurrir a la hemeroteca de Telecinco para descubrir los comienzos de la carrera televisiva de Mónica Hoyos en España. En 1996 y con tan solo 23 años –los mismos que tiene ahora Miriam–, fue azafata en el programa Karaoke, donde bailaba, cantaba y entregaba los premios a los concursantes. Su energía le valió el apodo de Mónica Boom Boom Terremoto. Después de protagonizar la serie Gabriela en su Perú natal, en 1999 entró en el programa de La 1 (TVE) El precio justo, también como azafata. Allí conoció a Carlos Lozano, el hombre de su vida y padre de su hija Luna. Gracias a él, que entonces pasó a presentar la exitosa primera edición de Operación Triunfo, saltó a las páginas de la prensa rosa y se hizo muy conocida en España, una relación de la que lleva 20 años hablando y sobre la que han corrido ríos de tinta.

monicahoyos-karaoke.jpg
Mónica en 'Karaoke' | Mediaset

Sería injusto decir que el noviazgo con Lozano haya sido su único logro, ya que continuó trabajando en televisión, pero sí es cierto que le sirvió de catapulta para hacerse un nombre en nuestro país. Entonces llegarían otros trabajos como azafata, un pequeño papel en la olvidada telenovela de TVE Géminis, venganza de amor, algún cortometraje y otras pequeñas oportunidades en la televisión peruana. La separación de Carlos Lozano en 2007 la convirtió directamente en una mujer de portada que vendía su desamor y conflictos por la custodia, así como otras relaciones con Cayetano Martínez de Irujo o Emiliano Suárez.

carloslozano-monicahoyos-preciojusto.jpg
Mónica y Carlos en 'El precio justo' de La 1

Ambos cayeron en el olvido hasta 2016, cuando el presentador resurgió de sus cenizas y se convirtió en concursante de Gran Hermano VIP. Mónica vio una oportunidad de oro para reengancharse a la televisión hablando, por supuesto, de su ex. Entonces acudió a las galas y debates como defensora y se hizo un hueco como colaboradora temporal de Sálvame, donde tuvo que sufrir alguna que otra humillación.

A pesar de lo que quiere hacer ver con frases como "a diferencia de Miriam, yo no he vendido mi vida", tiene un largo historial en el kiosko rosa y ha concedido exclusivas a Interviú, Diez Minutos, Love y Lecturas, entre otras.

portadas-monica-hoyos.jpg

Fue precisamente en GH VIP 4 donde conocimos a Miriam Saavedra, la entonces jovencísima novia de Carlos Lozano cuya relación fue muy cuestionada por los 30 años de diferencia que hay entre ambos. Lozano no escondía su amor por la modelo peruana y una visita de Miriam a Carlos en el reality desató la guerra. "Mi vínculo es con Carlos, no con Mónica, no la conozco, mi relación es mía y de Carlos", declaró entonces Miriam en un intento por no hablar mal de la expareja de su novio.

Cabe recordar que Mónica prohibió que su hija Luna grabara un vídeo dedicado a Carlos cuando se enteró de que Miriam viajaría desde Perú para visitarle en la casa de Guadalix. Unos celos que resurgieron después de ocho años separados y Mónica mostró en los platós de Telecinco porque, como es lógico, el foco mediático se centró en la joven y explosiva Miriam, que hasta participó en Supervivientes. Sin quererlo, Mónica hizo famosa a Miriam y todavía sigue acusándola de haber roto su familia, a pesar de que Carlos comenzó a salir con ella mucho después de la separación.

Tampoco le salió muy bien su empeño en desprestigiar al padre de su hija, para el que a veces pide respeto y otras tantas desprecia en televisión y en las revistas. El episodio más duro que se recuerda en su guerra con Carlos Lozano lo rescató la periodista Gema López en Cazamariposas. Fue en el año 2007, nada más tomar caminos separados. Mónica le preparó una fiesta de cumpleaños de Luna, aunque anticipó la fecha y llamó a la prensa para que éste no apareciera y dejarle como mal padre delante de su propia hija. "No ha venido. No le ha regalado nada. Yo no me voy a enfadar, en todo caso será su hija", dijo hace más de 10 años en declaraciones a Europa Press. Su intención ha sido siempre proteger a Luna, que ya es toda una adolescente, y a pesar de que prometió que nunca volvería a hablar de ella en televisión, solo hace falta un repaso a su paso por el reality para saber que mintió.

carloslozano-monicahoyos2002.jpg
Carlos y Mónica, una pareja feliz allá por 2001

Lo suyo con Miriam parece haberse convertido en una obsesión dentro de la casa de GH VIP. Desde el primer día ha sido el blanco de sus críticas, insultos y desprecios y ahora, en un intento desesperado por quedar por encima de ella, intentó sobornar al resto de la casa. "Voy a hacer un trato con vosotros. Si gano os doy la pasta, pero dejadme ganar… Yo sé por quién lo hago". Su orgullo ha llegado a tal punto que prefiere perder el dinero del premio con tal de vencer a Miriam. Lo tiene muy complicado, pero no se descarta que lleguen juntas a final.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation