Menú

Ramón Calderón responde en esRadio a los insultos y las calumnias de Kiko Rivera: "No he estafado al hijo de un amigo"

Ramón Calderón arremetió contra el especial de Telecinco en el que se le vinculó con una presunta estafa a Kiko Rivera.

0
El escaparate: Ramón Calderón responde a Kiko Rivera En casa de Herrero

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Ramón Calderón arremetió contra el especial de Telecinco en el que se le vinculó con una presunta estafa a Kiko Rivera.
Ramón Calderón. | Gtres

El testamento del torero Paquirri está de actualidad tras las polémicas declaraciones de Kiko Rivera acusando a su madre, Isabel Pantoja, de no respetar las últimas voluntades de su padre y modificar su herencia.

Cantora. Una herencia envenenada, programa especial de Telecinco emitido el viernes, obtuvo un 31,5% de share poniendo en boca de todos los conflictos de Kiko Rivera con su madre, a quien acusa de "robarle" y "engañarle".

El albacea del testamento de Paquirri, Ramón Calderón, ha asegurado a En casa de Herrero de esRadio que "recibe varias llamadas para intervenir en el programa por una razón sencilla, no quiero participar en este circo. Estoy en el mundo del derecho desde hace 44 años con cierto éxito y me disgusta que haya este problema por ser la mujer y el hijo de un buen amigo mío".

Calderón desveló que recibió llamadas diciendo que Kiko Rivera, a quien llamó "este señor", le estaba "injuriando gravemente". "Pero me parece peor que en una cadena de máxima audiencia no tuvieran ni el más mínimo interés en comprobar aquella carpeta con papeles y que los exhibiera", dijo en referencia a los documentos que Kiko Rivera supuestamente portaba en el plató.

Calderón se refirió en esRadio a "tres hechos que hubieran destrozado el programa": que su defensor judicial le engañó porque permitió que su madre suscribiera un préstamo hipotecario en el 86. "Esta escritura la firmaron los albaceas testamentarios porque este año no estaba repartida la herencia", cosa que no se hizo hasta el 87, explicó Calderón. "Y que su padre le dejó Cantora y su madre se la robó: la escritura mostraría —dijo el abogado— que su padre no dejó ninguna finca a nadie sino el usufructo a su viuda".

"Finalmente dice que participé en una trama para robarle porque en 2002 una sociedad hizo algunas cosas", dijo en referencia a otra de las múltiples acusaciones del Dj. "Yo era el secretario porque a ella, como mujer de un amigo, le constituí esa sociedad en el 86. Pero yo diez años antes, en 1992, dejé de ostentar ningún cargo en esa sociedad. Diez años después dice que le he estafado a través de ella".

Ramón Calderón aseguró a Luis Herrero que lo que hizo Kiko Rivera son "insultos y calumnias", y que eso "está penado". "Yo no quiero ir contra el hijo de un amigo mío pero no tengo más remedio, salvo que reconozca que ha metido la pata. Mi mujer, mis hijos, mi madre y amigos han visto al día siguiente cómo en esa cadena ha puesto imágenes mías diciendo que le había robado".

Calderón lamentó en esRadio que él no podía sacar "beneficio en perjudicarle". "Y aunque hubiera querido no hubiera podido. Intervinieron cinco albaceas amigos del torero que, según la ley, tienen que velar por su patrimonio hasta que el partidor, que también nombró, decida partir la herencia. Y un abogado del Estado de reconocido prestigio y otros tres abogados más. Y adicionalmente, tiene que rendir cuentas, según el Código Civil, ante el juez. Es una pelea entre ellos dos y me parece triste que sea por la fortuna de un hombre que la ganó arriesgando su vida y perdiéndola".

Finalmente, quiso desvincularse de la tonadillera, con quien no tiene relación desde hace muchos años. "Yo no tengo que defender a Isabel Pantoja, hace treinta años que no la veo. Tengo gran cariño a Fran y Cayetano Rivera, y me parece mal. Mi relación terminó pronto cuando muere el amigo, la relación con la viuda no continuó. Y cuando Francisco decidió ser torero le dije que le entregara los trajes". Pero no sabe si eso fue así o solo parcialmente.

Calderón explicó también por qué se hipotecó Cantora, y es que Paquirri dejó varias fincas en las que había invertido y había que mantenerlas. "Hubo conflictos, claro que los había", pero el resultado final fue el de una "herencia ejemplarmente resuelta".

A nivel personal, Calderón asegura que defendió a "ese niño pese a saber lo que suponía" y que lo hizo "desinteresadamente" pese a los gastos y las molestias que ocasionaba un caso como ése. "Al final yo estaba frente a todos defendiéndole a él, Pantoja tenía su abogado prestigioso, Antonio Ordoñez, los hermanos y el padre con sus abogados, y luego yo solo. "Creo que es un problema de este chico que debe necesitar dinero y ha entrado en un conflicto con su madre. Que a mí me dejen en paz".

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios