Menú

La emoción y entereza de Ana Obregón la convierten en protagonista de las Campandas

Ana Obregón y Anne Igartiburu encogieron el corazón de miles de españoles en una Nochevieja que pasará a la historia.

La emoción y entereza de Ana Obregón la convierten en protagonista de las Campandas
Anne Igartiburi y Ana Obregón, en la Puerta del Sol | TVE

Anne Igartiburu y Ana Obregón fueron las encargadas de dar la bienvenida a 2021 en unas emotivas Campanadas que pasarán a la historia. Las presentadoras dijeron adiós a un año negro marcado por la pandemia del coronavirus y por la pérdida de miles de seres queridos, entre ellos Aless Lequio, el único hijo de Ana Obregón que falleció víctima de un cáncer.

Más seria de lo habitual pero con una sonrisa en su rostro y mucha entereza, Obregón mandó un mensaje de gratitud y esperanza a millones de hogares españoles: "Estoy muy emocionada. De esta forma, me gustaría darle las gracias de corazón porque he recibido muchísimas muestras cariño. Quería estar aquí para agradecérselo", comenzó su mensaje.

"Esta noche quiero mandar un mensaje de esperanza. Sé que muchas personas que están en casa han pasado un año difícil y se identifican conmigo porque también han perdido a un ser querido. Esta noche, cuando suenen las 12 campanadas, sé que los vamos a recordar. Sé que vamos a mirar al futuro con la convicción de que juntos, pero con mucha responsabilidad, saldremos de este túnel", aseguró la actriz y presentadora.

Ana, que además aprovechó para pedir a los españoles que se vacunen contra la covid-19 y más ayudas a la investigación contra el cáncer, también recordó a las víctimas de esta enfermedad: "Por la pandemia, también muchísimas por el cáncer, que casi nunca se habla de ello. Por ello, los que son los verdaderos héroes de este año, los que han luchado hasta el final. Por los que siguen luchando, voy a pedir un aplauso".

La presentadora recordó especialmente a los sanitarios y tuvo muy presente a su hijo Álex, a quien mandó un beso al cielo. "Lo más importante en esta vida es dedicar tiempo y amor a las personas que quieres, porque cuando te vas, es lo único que te llevas. Pero para dedicar ese amor y ese tiempo a las personas que quieres, tienes que tener a las personas que quieres contigo. Y para conseguir eso, tenemos que ser responsables".

Tras concluir las 12 campanadas y dar paso a los fuegos artificiales que iluminaron la madrileña Puerta del Sol, Anne Igartiburu apoyó a Ana Obregón después de que volviese a emocionarse, buscando su mirada y cogiéndole de la mano con complicidad, ya que no les está permitido abrazarse.

Dos vestidos para el recuerdo

Ana Obregón lució un diseño "angelical", según detalló a Efe el diseñador Alejandro de Miguel, autor de este traje exclusivo en el que también ha participado la actriz y presentadora. "Ana entiende mucho de moda", dijo el diseñador.

Obregón, que ha coprotagonizó sus cuartas campanadas, lució un vestido largo de alta costura blanco con el icónico drapeado de Alejandro de Miguel en diagonal, un diseño con manga larga que se ajustaba al cuerpo como una segunda piel. "Es un vestido angelical para un momento muy especial", añadió el diseñador.

Anne Igartiburu, que lleva 16 años consecutivos sin faltar a la retransmisión de las campanadas de la Puerta del Sol, volvió a confiar en el diseñador Lorenzo Caprile.

Para despedir a este terrible 2020, la presentadora de Corazón lució un sencillo diseño rojo de manga larga, muy vistoso, lleno de luz y aderezado con fabulosas joyas de Lisi Fracchia.

Temas

En Chic

    0
    comentarios