Menú

A Ava Gardner también le gustaban las mujeres

Tal y como ha descubierto el Daily Mail, a Ava Gardner también le gustaban las mujeres.

0
Tal y como ha descubierto el Daily Mail, a Ava Gardner también le gustaban las mujeres.
Ava Gardner. | Cordon Press

La denominada como "el más bello animal de la pantalla", Ava Gardner, con una biografía amorosa harto conocida, era también lesbiana. Pero lo ha descubierto un periodista británico del Daily Mail publicando recientemente unas confidencias que le hizo Ava sobre ese lado desconocido de sus preferencias sexuales: también le gustaban las mujeres.

El tal entrevistador, Michael Thornton, cuenta que en 1982, siete años antes de fallecer ella, cuando Ava Gardner había decidido pasar el resto de su vida en Londres, lo recibió en su casa donde, aprovechándose del whisky que bebía sin desmayo la actriz, recogió confidencias desconocidas de la estrella.

Entre ellas, manifestó que sus tres maridos (Mickey Rooney, Artie Shaw y Frank Sinatra) no la hicieron feliz sexualmente. Ni tampoco sus amantes, entre ellos el torero Luis Miguel Dominguín. De amanecida, harta de alcohol, Ava se retiraba a sus aposentos y no le importaba acostarse con el primero que encontraba a mano, un camarero o un cantaor flamenco. Y haciendo acopio de esos recuerdos, decía no haber sido del todo plenamente satisfecha en la cama como lo primera vez que se acostó con la también estrella Lana Turner. Sinatra se enteró de esas andanzas de su mujer y la encontró con la Turner en un restaurante de Beverly Hills, en Los Ángeles: "¡Putas, que sois unas putas! ¡Lesbianas!".

ava-gardner.jpg
Ava Gardner | Archivo

Pero la cosa venía de lejos ya que Chavela Vargas se cansó de contar cómo en 1957, durante la fiesta que siguió a los esponsales de Liz Taylor con Michael Todd, acabó entre los brazos de Ava Gardner. Era notorio en Hollywood que existía un llamado "Club de la Costura", eufemismo que escondía a un exclusivo número de famosas del cine que gozaban entre ellas, aunque intentando ocultarlo a los jefes de los estudios cinematográficos. De haberse enterado sus directivos, sus carreras en la pantalla habrían acabado. En ese grupo se encontraban Greta Garbo, Marlene Dietrich, Joan Crawford, Bárbara Stanwick, Dolores del Río… y Ava Gardner. Como los constantes amores de ésta con nombres muy conocidos, aparte de sus líos permanentes con Sinatra, no la asociaban en la prensa con ninguna mujer, su condición bisexual pasó inadvertida para el gran público.

El periodista del Daily Mail ha esperado mucho tiempo ocultando lo que le dijo aquella noche de borrachera Liz Taylor. Y así nos hemos enterado que ya con diecisiete años, nada más aterrizar en Nueva York procedente de su pueblo natal en Carolina del Norte, donde su padre tenía una plantación tabaquera, se prendó de Betty Grable, con quien hizo el amor por primera vez. La lista se llenaría de otros encuentros con otras féminas: su agente Minna Wallis y la actriz Christina Norden, que tenía unos descomunales pechos, se había casado cinco veces y fue una sensación para Ava Gardner, las dos ardientemente unidas en un lecho. Se fueron a París, derechas a un cabaré donde se lo pasaron pipa. Pero quien más amó Ava Gardner entre sus amantes femeninas fue la ya mentada Lana Turner, ambas obsesionadas por el sexo.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot