Menú

Los sacrificios que Chris Hemsworth tiene que hacer a sus 40 años

Hemsworth es en realidad un hombre muy familiar y ha encontrado en Elsa Pataky la compañera ideal.

Hemsworth es en realidad un hombre muy familiar y ha encontrado en Elsa Pataky la compañera ideal.
Elsa Pataky y Chris Hemsworth. | Gtres

Chris Hemsworth cumple cuarenta años el viernes 11 de agosto. Es consciente de que mantener el físico espectacular con el que ha destacado en sus películas de aventuras le obliga cada día más a sacrificarse en el gimnasio y en su vida corriente. Además, como confesó durante su reciente estancia en España, teme sufrir "el mal de Alzhéimer", que por lo visto alguien se lo pronosticó. Lleva una carrera en el cine tan sorprendente que en Hollywood lo han definido como uno de los más populares actores de los últimos tiempos, y de los mejor pagados. Es un hombre muy familiar y ha encontrado en Elsa Pataky la compañera ideal, padres de tres hijos que han fortalecido aún más el amor que se profesan.

Hijo de un asesor de servicios sociales y una profesora de inglés, Christopher creció entre Melbourne, su lugar de nacimiento, y Sydney. Pero su notoriedad como actor la obtuvo cuando instalado en los Estados Unidos a partir de 2009 intervino en películas fundamentales en su filmografía: Los vengadores y Star Trek. Ahora bien: nada que ver con lo que le ocurrió desde que en 2011 interpretó el personaje de Thor, el hijo de Odín, en una larga hasta la fecha secuela que han dado a la multinacional Marvel astronómicas cifras en taquilla. De las que lógicamente su protagonista se ha beneficiado. Ya decimos que recibe por película elevadísimos emolumentos que se estiman por sus últimos trabajos en ochenta millones de dólares anuales. Cantidad obtenida no sólo por la saga de Thor, sino por filmes y apariciones en televisión en donde figura como productor. Es el caso de su último título, Tyler Rake 2.

En la primavera pasada promocionó en Europa Thor: Love and Thunder. Su paso por Madrid acaparó la atención de los medios informativos y su entrevista en El hormiguero resultó ser el espacio más visto del día en todas las televisiones nacionales. Se mostró muy agradable y cercano. Del brazo de Elsa Pataky recorrió algunos lugares típicos de la capital. Y en la primera semana de julio volvió a nuestro país, de vacaciones en la isla de Ibiza. La pareja reside en Australia. Elsa está muy pendiente de sus tres hijos, la mayor India y los gemelos Sasha y Tristán, que además de inglés hablan español. Y en broma le recriminan a su padre que por qué no aprende también nuestro idioma, que él farfulla, confuso, para comunicarse con ellos.

Chris y Elsa se conocieron en 2010 a través de un agente artístico. Mutua fue la atracción que sintieron. Anteriormente, al galán australiano sólo se le conoció una relación sentimental con la actriz Isabel Luna, que les duró tres años a partir de 2005.

chris-hemsworth-elsa-pataky-0408.jpg
Elsa Pataky y Chris Hemsworth. | Cordon Press

Cuando Chris llevaba unos pocos meses conviviendo con Elsa Pataky le planteó un día su deseo de casarse. Ella asintió inmediatamente, celebrando sus esponsales en diciembre de aquel mismo 2010 en la isla indonesia de Sumba, durante unas exóticas vacaciones. Pronto serían padres. En la isla australiana donde residen encuentran un paraíso perfecto, que les permiten la tranquilidad soñada. No les gustan las grandes capitales para vivir.

Chris Hemsworth no siempre puede disfrutar de la paz hogareña, pues su entrega a la profesión vocacional que ejerce le exige desplazamientos alejados a veces de Australia. Y desde luego un diario sacrificio para mantener sus tríceps como sus productores quieren para que siga siendo el admirable Thor de la pantalla.

Desde que por primera vez se metió en la piel de ese personaje de ciencia ficción, un descomunal héroe por su presencia, hubo de someterse a una estricta dieta de proteína, ganando unos necesarios diez kilos de masa muscular. Contaba el actor que, después de rodar Thor: Love and Thunder e iniciar la filmación de Tyler Rake, tuvo que olvidarse de sus habituales sesiones de entrenamiento, al estar a juicio del director demasiado macizo. Así es que redujo sus levantamiento de pesas. Tenía que adelgazar como fuera, no ingerir tantas calorías, para aparecer como un tipo más normal, menos atlético. Y eso también le costó seguirlo a pies juntillas.

Los que se fijan en este actor sólo por su fachada y sus llamativos movimientos gimnásticos, han de considerar asimismo que termina cada jornada cansadísimo. Es lógico que no se le vea en fiestas y eventos sociales salvo en vacaciones. Porque después de las palizas que se da durante doce horas al día en los rodajes, sólo le apetece irse a su casa o al hotel, meterse en la cama lo más pronto posible y esperar al día siguiente. Donde le ocurrirá tres cuartos de lo mismo.

Temas

En Chic

    0
    comentarios