Menú

Dragó y Ayanta abandonan indignados 'El Gran Debate'

Ayanta Barilli cuenta a LD cómo el programa incumplió el acuerdo para la entrevista e hizo una "manipulación absoluta del contenido del libro".

Libertad Digital

El conocido escritor Fernando Sánchez Dragó –colaborador de En casa de Herrero, en esRadio- y su hija, Ayanta Barilli, directora de esAmor y esSexo en esRadio y colaboradora de Es la mañana de Federico, abandonaron este sábado por la noche el plató de El Gran Debate, el programa que presenta Jordi González en Telecinco, ante el incumplimiento, por parte del programa, de los términos en los que se había acordado la entrevista, y la manipulación que se estaba haciendo –antes incluso de comenzarla- del contenido del libro que acaban de publicar padre e hija.

Ambos habían sido invitados al programa para hablar de Pacto de sangre. Vidas cruzadas, editado por Temas de Hoy. Se trata de una obra conjunta conformada por dos cartas de amor, la que un padre le dedica a un hijo y la que una hija dedica a un padre. Dos cartas que surgen tras el nacimiento del pequeño Akela, el cuarto hijo del escritor.

Se trataba de una entrevista organizada para promocionar el libro. "Nos dijeron que fuéramos al Gran Debate", recuerda Ayanta en conversación con LD. "Ni mi padre ni yo queríamos ir en un principio, por las características del programa y por las de su presentador, Jordi González". En cualquier caso accedieron porque "mi padre ha colaborado en ocasiones" con ellos y, además, "se nos prometió que se le iba a dar un tratamiento literario y no amarillista". Pese al compromiso del programa, "yo no me fiaba", dice Ayanta, y por eso "hubo intercambios de correos y llamadas para evitar que pasara" lo que finalmente terminó pasando.

Antes de la entrevista, los espectadores del programa que dirige Jordi González pudieron ver rótulos en los que se anunciaba la entrevista como un "ajuste de cuentas" de Ayanta Barilli con su padre Fernando. Rótulos que ni Ayanta ni su padre –que esperaban su turno en una sala en Telecinco– podían ver. "Yo no podía ver esos rótulos. Lo preparan de tal manera que te sacan al ruedo sin que tengas la capacidad de saber lo que ellos están haciendo con tu imagen y con tu persona", lamenta Barilli. Tal y como recuerda, cuando Jordi González dio paso al bloque de publicidad previo al momento de su entrevista, lo hizo anunciando un "ajuste de cuentas" entre Ayanta y su padre.

Aquello, confiesa Ayanta, le enfadó. Pero "en aquel momento vino una persona de la redacción al programa y me dijo que, aunque no era lo que habíamos pactado, que no me preocupara, que sólo es un cebo para que haya más gente viendo el programa". En cambio, la gota que colmó el vaso cayó a la vuelta de publicidad. Entonces, sentaron a su padre en una silla "para hacerle unas preguntas y luego me iban a sentar a mi". Ese fue el momento en el que Jordi González introdujo un vídeo con un reportaje en el que se empleaban imágenes de Ayanta y su padre entresacando "partes de mi texto" que se asociaban a "partes de acusación". Se trataba, lamenta Ayanta, "de una manipulación absoluta del contenido del libro. Ayanta imagina que lo habrían leído en la redacción y le habrán hecho" a Jordi González "un resumen extrayendo frases mías en las que podría deducirse críticas a mi padre", cuando en realidad, "son dos cartas de amor". Insiste Ayanta en que se hizo "una manipulación" absoluta del contenido del libro.

En aquel momento, "yo estaba enfrente de mi padre y le hice un gesto para hacerle entender que nos fuéramos, que era mejor eso a que nos obligaran a defendernos de algo que ni siquiera podíamos ver, porque seguían poniendo rótulos". Cuando Dragó se levantó para marcharse siguiendo las indicaciones de su hija, Jordi González avanzaba hacia la zona del plató destinada a la entrevista. "Jordi se quedó completamente desconcertado".

Después de aquello, "nos metieron en una habitación intentando convencernos para que entráramos en el plató. Luego, tanto Jordi como su compañera, Sandra Barneda, dijeron que era algo que habíamos hecho para vender el libro, ¡cuando en ningún momento hablamos del libro!" recuerda Ayanta. También lamenta que "es una indefensión total" la que se tiene en estos programas donde "lo tienen estudiado para llevarte al matadero sin que te des cuenta, aunque mi padre y yo ya estamos enseñados y lo único que pudimos hacer fue dejar en evidencia a Jordi González."

Para Ayanta Barilli, lo sucedido "demuestra que El Gran Debate es una Noria más, un programa que tuvieron que cerrar por inmoralidad. Es el mismo programa, el mismo equipo y la misma gente", y asegura que no piensa "participar en otros programas como éste".

 

En Chic

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation