Menú

González Macho augura el peor año del cine español

A pesar de las buenas cifras recogidas por el cine español el pasado año, la industria se encuentra en un difuso proceso de adaptación y cambio.

0
A pesar de las buenas cifras recogidas por el cine español el pasado año, la industria se encuentra en un difuso proceso de adaptación y cambio.
Enrique González Macho | Archivo

El cine español parece haber tomado oxígeno tras los datos publicados esta semana por el Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales (ICAA) del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, que elevan hasta el 19,5 por ciento la cuota de pantalla del cine español, a diferencia del 15,6 por ciento de 2011. Sin embargo, hay quienes piensan que este logro se debe a una película, Lo imposible, de Juan Antonio Bayona, que ha recaudado 41.009.378 euros, y que en general la situación de la industria cinematográfica española se encuentra ante un precipicio.

Una de esas voces poco optimistas es la del presidente de la Academia de Cine, Enrique González Macho, propietario de la productora Alta Films, un proyecto iniciado en 1976 que ahora ve morir y gracias al cual han llegado a España muchas películas independientes. "Lo dije en los Goya: pensaba y pienso que este año va a ser peor que el pasado. Creo que no me he equivocado y que no me voy a equivocar. Aunque a determinadas películas les ha ido bien, en conjunto va peor", ha manifestado el productor en una entrevista concedida a Europa Press. Preguntado acerca de su fe en que el Gobierno vaya a contribuir a cambiar la situación, González Macho afirma que el Ejecutivo "no está haciendo lo que se tendría que hacer" y añade que "las medidas tendrían que ir orientadas a crear unas reglas de juego en las que estén todos los actores del audiovisual, porque ya no se puede legislar solo sobre cine".

"El grave problema es que no ha habido, no hay ni tiene pinta de que vaya a haber una política audiovisual nacional, en la que se coordine y se pongan las medidas necesarias para que la política audiovisual tenga unas reglas de juego", sostiene González Macho.

Uno de los intentos para buscar salidas a la situación de la industria cinematográfica española es la comisión formada el pasado mes de diciembre para estudiar un nuevo modelo de financiación del cine. A pesar de la buena noticia que esto supuso, el presidente de la Academia señala que "las cosas van muy lentas y el tiempo pasa". En concreto, critica que los plazos no se están cumpliendo: "El pasado mes de mayo tenían que haberse creado unas bases de discusión y haber llegado a consensos para poder llevar al parlamento en septiembre una ley de cine y que estuviera en activo en enero".

"¿Por qué pagar si es gratis?"

González Macho matiza que la situación del cine español camina de forma paralela a la del resto del mundo. Entonces, ante las cifras de asistencia a salas nacionales de las últimas semanas, cuando se alcanzó en España la cifra récord de poco más de 300.000 personas, cabe la pregunta: ¿Qué hace falta para llenar las salas? "Lo que necesita el cine es que exista una oferta atractiva", indica. Nadie duda a estas alturas de que esa oferta atractiva existe: según los datos del Observatorio de Piratería y Hábitos de Consumo de Contenidos Digitales presentados el pasado mes de febrero, del 86 por ciento de personas que accedió de forma ilegal a contenidos digitales en 2012, el 43 por ciento pirateó películas, un porcentaje muy superior al 32 por ciento de música y al 12 por ciento de libros.

González Macho fue uno de los pioneros en establecer una plataforma legal de descarga de películas en España, un medio que, en su opinión, acaparará "una gran parte del futuro" del séptimo arte. Sin embargo, el director de la Academia de Cine cree que ese futuro está lejos. "¿Por qué vas a pagar un euro si lo tienes gratis?", lamenta. En este sentido, confiesa que no tiene "demasiadas esperanzas" en la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual, que podría llegar a las cortes después del verano. "Cuando se promulgó la Ley Sinde se dijo que había mucho futuro y se ha demostrado que ha sido inoperante", indica.

Tras haber visto como su proyecto más importante, Alta Films, se ha visto obligado a echar el cierre, González Macho tira la toalla: "Mi intención es no volver a hacer lo mismo, porque ya lo he hecho, mejor o peor, y tiene que venir otra gente nueva. Cuando cierras lo que has tardado 35 años en hacer no es fácil ni agradable, ni moralmente ni económicamente".

A pesar de no escribir un final feliz para su historia, el director de la Academia no lo duda: "Si volviera a nacer, volvería a meterme en esta profesión". Y trae a la memoria su recuerdo más satisfactorio: abrir en Moscú un cine que proyectaba solo películas españolas, "el primer espacio de libertad que hubo en la exUnión Soviética. Respecto a su función en la Academia de Cine, González Macho señala que su mandato termina en abril de 2014 y niega que no vaya a plantearse optar a la presidencia de nuevo, pero la decisión aún está en el aire: "Hay días que pienso que sí y otros que bajo ningún concepto".

Luces y sombras

Siendo cierto que el pasado año se recogieron las mejores cifras de su historia es necesario contextualizar estos datos. En los datos de 2012 del cine español, se observa un aumento con respecto a las cifras de 2011, en el momento que "Tadeo" y "Lo imposible" acaparan las salas. Es ahí cuando las recaudaciones aumentaron un 13 y 14 por ciento que ayudaron a generar notables beneficios a pesar de la subida del IVA. También la cinta de Bayona distribuida por Warner supuso notables ingresos y ayudó a conseguir las mejores cifras anuales de nuestro cine. Pero a pesar de estos datos, el cine español sigue sin tener constancia, existiendo un vacío de títulos que dominen el mercado. A esto, hay que sumar la fuerte crisis económica que estamos padeciendo y que está produciendo un importante rechazo por parte de espectadores potenciales a acudir al cine y que, como consecuencia, numerosas salas de cine cierran por falta de fondos.

El cine español se encuentra sumido en un proceso de transición que está obligando a apretar a la industria y a los organismos públicos para que nuevos modelos tanto de exhibición como de producción aparezcan. Es por ello por lo que la Federación de Productores pide medidas urgentes al gobierno que ayuden a evolucionar y proyectar la industria cinematográfica española.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD