Menú

El 'agente' Nicolás solventa la espantada de Pablo Iglesias en Telecinco

El pequeño Nicolás reveló en Un tiempo nuevo sus trabajos  para la Casa Real y la vicepresidenta del Gobierno.

45

El petardazo del líder de Podemos a dos días de su aparición en el programa Un tiempo nuevo dejó la programación de Telecinco temblando precisamente el sábado noche, una de las franjas más disputadas de la parrilla semanal. Pablo Iglesias no está dispuesto a que le hagan otro "Ana Pastor" y ha decidido que todas las preguntas que le hagan a partir de ahora se las faciliten antes por escrito (excepto, suponemos, Jesús Cintora, de Cuatro, que es gente de mucha confianza). El líder supremo de Pablemos exigió además aparecer en teleconferencia y sin dar la posibilidad a los periodistas invitados al programa de que le formularan alguna cuestión, cosas todas ellas muy lógicas en un personaje que considera la mera existencia de medios de comunicación privados un ataque a la libertad de expresión.

Pero la espantá de Pablemos no ha supuesto un desastre para Telecinco. De hecho, en términos de audiencia es difícil que la presencia de Iglesias hubiera mejorado los datos de Un tiempo nuevo con su sustituto, el pequeño Nicolás, en una entrevista que rompió los audímetros y colocó a Telecinco como la cadena líder la noche del sábado. Ya era hora de que Sandra Barneda tuviera una alegría que le permita agarrarse a la parrilla, porque las patéticas cifras de audiencia que venía obteniendo su programa lo habían convertido en el candidato más serio a desaparecer de la programación de Telecinco.

El joven conocido anteriormente como pequeño Nicolás, ahora simplemente Fran, compareció para una entrevista de casi una hora y media en la que respondió a todo lo que le preguntaron. El gesto es de agradecer, pero mucho más lo es que se afeitara de cuajo la abundante pelusa de la papada con la que aparecía en los promocionales de Telecinco, en los que, en lugar de un joven agente del CNI y el hombre de Soraya Sáez de Santamaría para los asuntos de Estado más espinosos, parecía un yihadista belga a las órdenes de Al Bagdadi, el califa loquinario del Estado Islámico.

Fran fue detenido acusado de estafa, pero en realidad todo se trata de una conjura del Centro Nacional de Inteligencia para acabar con su imagen pública según aseguró en la entrevista. Un complot al que se habría sumado también la secretaria de Estado de Comunicación, Carmen Martínez de Castro, cuyos esfuerzos para desmentir los grandes servicios de Fran a España y los españoles fueron desdeñados por el interesado aludiendo a que "los comunicados de Carmen dejan siempre mucho que desear".

El agente Nicolás ("un Charlie" del CNI en la jerga de los superagentes secretos, según reveló sin querer) asegura haber realizado importantes gestiones para la Casa Real y la vicepresidencia del Gobierno. Las dos instituciones lo han desmentido, pero lo cierto es que las imágenes de Fran codeándose con lo más granado de la alta política española están ahí y son incontestables.

Su entrevista fue, de lejos, lo más visto en la noche del sábado, y en las redes sociales logró que no se hablara de otra cosa. Si la Barneda y sus colaboradores hubieran conseguido que rajara de la Pechotes el récord habría sido antológico para desesperación de los Pablemos, cuya megalomanía no tiene nada que envidiar a la de esta nueva estrella de las tertulias políticas que hasta ahora dominaban ellos en exclusiva.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco