Menú

Coman y su "dragón negro muy desarrollado", en 'Adán y Eva'

"¿Te molestaría si nos enrolláramos nosotras dos?", le dijo una de las Evas a Coman.

0
"¿Te molestaría si nos enrolláramos nosotras dos?", le dijo una de las Evas a Coman.
Esther y Coman en 'Adán y Eva' | Imagen de televisión

El programa de Cuatro, Adán y Eva, dio un giro inesperado. El sexto capítulo contaba con Coman, un vasco de Guinea Ecuatorial de ojos verdes, Esther, una chica bisexual que disfruta de la vida al máximo, y Ana, una sonriente andaluza que enamoró a los dos concursantes.

El Adán del programa se creía que sería su día de suerte, por poder elegir entre las dos Evas, pero todo cambió de forma inesperada. Coman pasó un día perfecto junto a Esther, pero la entrada de Ana lo alteró todo. Como quinceañeros con las hormonas revolucionadas los tres acabaron jugando a pasarse el hielo de boca a boca.

Coman se definió como una persona "honesta, divertida y muy inocentón" y explicó que decidió venir al programa para encontrar a una mujer con la que formar una familia. Su primera cita fue con la polémica Esther, que estaba dispuesta a vivir al límite esta experiencia y confesó que tiene la asignatura pendiente de probar el amor con un hombre negro. La chica, que es clara y directa, no tuvo ningún problema en reconocer que, según una amiga, "una mujer no es completa hasta que un negro no se la meta" y le lanzó una clara indirecta diciéndole "a ver si me voy completa de la isla", algo que halagó al vasco y a "su dragón negro muy desarrollado", tal y como el joven se refiere a su miembro.

Durante la cita, la primera Eva volvió a mostrar su carácter sincero y la poca vergüenza que tiene y, mientras Coman le enseñaba algunos pasos de "Electro Jungle", la joven aseguró que "ha estado todo el rato mirándole al mismo sitio". El caso es que, aunque esta pareja prometía, la bella morena se propuso dar juego en el programa. Desde el principio dijo que tiene una sexualidad abierta y que ya había tenido varias experiencias sexuales con mujeres, por eso, le preguntó si a él le gustan los tríos, pensando en la chica que iba a entrar después, dejando sin palabras a Coman.

La llegada de Ana, la segunda Eva del programa, hundió esta bonita relación que estaba surgiendo entre los dos concursantes. Ambos se sintieron atraídos por la nueva participante, algo que pilló por sorpresa a todos. Poco después, los tres, en amor y compañía, se pusieron a saltar a la comba desnudos, incluido el Adán negro de ojos verdes que "está muy bien dotado".

Cuando parecía que nada podía ser más surrealista llegó la confesión de Esther: "Me atrae más ella que Coman". La química que sintió Esther por Ana fue más que evidente, por eso, las dos Evas quisieron tener una cita para conocerse mejor. La atrevida joven volvió a preguntar: "Yo he hecho tríos y he estado con alguna chica y, como experiencia, es bonito. ¿Tú lo has hecho?". La pobre Ana, asustada, le dio largas diciendo que "no quería morirse sin probarlo pero, de momento, no quiere hacerlo".

Por suerte, el chico divertido y "con un dragón negro muy desarrollado" consiguió lo que buscaba en la isla: una mujer para formar una familia. Ana y él salieron juntos de la isla y Esther se quedó compuesta y sin pareja.

Temas

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD