Menú

'Gran Hermano VIP' expulsa a Antonio David Flores y calla la masiva salida de anunciantes

Jorge Javier deja el resto de galas de GH VIP en manos de Carlos Sobera debido a su operación. No se habló del abandono de anunciantes.

J. G.
0
Jorge Javier deja el resto de galas de GH VIP en manos de Carlos Sobera debido a su operación. No se habló del abandono de anunciantes.
Adara sufre | Telecinco

Antonio David Flores y Adara Molinero se la jugaban en esta gala de expulsión 13 de GH VIP. Una noche clave de cara a la recta final de esta edición, cuyo recuerdo (si es que deja alguno) quedará marcado por la histórica retirada de anunciantes tras divulgarse detalles del escándalo de abusos sexuales a la concursante Carlota Prado en 2017. La salida de Antonio David dejó a Adara en posición de finalista junto a Alba Carrillo, Mila Ximénez, Estela Grande y Noemí Salazar.

No fue, como se rumoreaba, la primera gala de Gran Hermano sin pausas publicitarias, después de que más de una treintena de anunciantes dieran la espalda al formato más popular de Telecinco. Carolina Herrera, Ferrero, Amazon, Isalud, Dolce & Gabbana, Movistar, Paco Rabanne o Conga fueron algunas de las marcas que sí optaron por aparecer en Gran Hermano, además de la publicidad propia de Telecinco… esa misma que se promociona por encima de la "cadena triste" Antena 3, por primera vez dando nombres.

No obstante, el corte publicitario llegó tarde y también fue más corto de lo debido. Y es lógico, porque Fi Network, Nestlé, Carretilla, MediaMarkt, Postres Reina, Nespresso, la firma de joyería Tous, Telepizza, Schweppes, HolaLuz, Adeslas, Affinity Petcare, Milar Electrodomésticos, Nissan… un largo etcétera de marcas han dicho adiós a GH VIP pese al notable éxito de audiencia de esta edición, en un fenómeno que recordó al ocurrido con el extinto La Noria, de la misma cadena, tras la entrevista a la madre de el Cuco, uno de los imputados en el asesinato de Marta del Castillo.

El elefante en la habitación. Una verdadera sangría a la que absolutamente nadie hizo referencia durante una gala descafeinada y sin interés, ajena a esa espada de Damocles que pende sobre su cabeza. Hasta el punto de que no pocos internautas especulaban con la posibilidad del final del formato… al menos, tal y como lo conocemos hasta ahora.

Contando todo a Adara

Pero eso, en todo caso de momento, es cosa de la especulación de las redes sociales. En lo que respecta a la gala, ésta fue de lo más aburrida y más bien sentimental. Tras marear la perdiz con Jesús, el padre de Adara, Gran Hermano VIP hizo lo propio con Antonio David echando de menos a su hija Rocío y a su mujer Olga. Más tarde éste recibiría un mensaje de sus hijos que provocaría su llanto ante las cámaras, lágrimas de cocodrilo muy similares a las de su hija Rocío Flores en el plató.

No obstante, la conversación sorpresa de Jesús con su hija molestó a muchos espectadores de GH. Tratando de consolar a Adara, eternamente indecisa entre Hugo y Gianmarco, Jesús desveló más de la cuenta a su hija violando las reglas del espacio sin que nadie de la organización dijera absolutamente nada.

Jorge Javier también dejó caer la segunda gran noticia de la noche: las galas quedan a partir de ahora en manos de Carlos Sobera para que él pueda volver a pasar por el quirófano. Jorge Javier explicaría más tarde esos problemas surgidos a raíz de su ictus que requerirán de una cirugía presuntamente menor en próximos días. Una operación mucho menos grave que la sufrida este mismo año y que no supone un excesivo peligro.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios