Menú

Receta: lasaña de pollo y champiñones

Lasaña de verduras, de carne, de pescado... hay cientos de maneras de comer lasaña. En otoño apetece más y en LD tenemos una rica receta.

0
Lasaña de verduras, de carne, de pescado... hay cientos de maneras de comer lasaña. En otoño apetece más y en LD tenemos una rica receta.
comida, cena, lámina | Pixabay/CC/angelorosa

Este plato surgió en la antigua Roma y ha llegado hasta nuestros días, con muchas variaciones sin duda, pero cumple todos los requisitos de la tradición de la pasta italiana. Sin embargo, hay cientos de maneras de preparar una rica lasaña.

Desde Libertad Digital hoy traemos una versión ligera que gustará en toda la casa, la lasaña de pollo y champiñones es ideal para una comida de fin de semana en familia. Además es un plato ideal para los días fríos ya que, al comerse bien caliente, nos ayuda a entrar en calor. Coge papel y bolígrafo y toma nota, prepara todos los ingredientes y déjate sorprender.

Ingredientes (para tres raciones):

  • 300gr de salsa bechamel
  • 300gr de champiñones
  • tres dientes de ajo
  • 900gr de pechuga de pollo
  • 30gr de queso rallado
  • 300gr de cebolla dulce
  • 300gr de placas de lasaña frescas
  • un chorro de aceite de oliva virgen extra
  • una pizca de sal

Preparación:

Lo primero que debemos hacer es cortar el pollo, preferiblemente en trozos muy pequeños, y salpimentar. Acto seguido debemos añadir una cucharada de aceite en una sartén y, cuando esté caliente, echamos el pollo y rehogamos hasta que esté bien hecho, cuando así sea, apartamos para más tarde.

En otra sartén echamos otro chorro de aceite y ponemos la cebolla bien picada y cuando esté dorada añadimos los champiñones troceados y salpimentamos bien. En el momento en el que los champiñones estén listos apartamos y guardamos para después.

Lo siguiente es poner a precalentar el horno a 180ºC mientras terminamos de preparar la lasaña. Ahora lo que hacemos es poner en un recipiente apto para el horno una tira de placas de lasaña cubriendo el recipiente, por encima un poco de bechamel y la mezcla del pollo y champiñones, a continuación otra placa, otro poco de bechamel... y así hasta que terminemos el relleno.

Solamente queda poner el queso rallado por encima, la cantidad es al gusto, si te gusta mucho el queso pues ponle mucho y si eres poco quesero pues un poco menos... y al horno hasta que se gratine el queso y listo para disfrutar.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia