Menú

Receta: calamares crujientes

Los calamares son una perfecta opción si se quiere comer pescado y no gusta demasiado, son pequeños, saciantes y se pueden preparar de muchas maneras.

Belén Lázaro
0
Los calamares son una perfecta opción si se quiere comer pescado y no gusta demasiado, son pequeños, saciantes y se pueden preparar de muchas maneras.
calamar, fruto de mar, comida | Pixabay/CC/axelslash7

Este plato consiste en una versión de los calamares a la romana, ya que no son nada saludables y si los haces crujientes tienen un nuevo enfoque. Por supuesto, unos buenos calamares a la romana como consumo ocasional nadie dice que no.

Además, si estás llevando una dieta o una alimentación saludable puedes prepararlos igualmente ya que los calamares son una gran fuente de proteína y, encima, es alto en minerales como potasio, magnesio, zinc y tiene un bajo contenido en mercurio. En Libertad Digital nos hemos metido a la cocina a preparar esta sencilla receta y, como siempre, te aconsejamos que cojas papel y bolígrafo para no perderte detalle.

Ingredientes:

  • 120gr de anillas de calamar
  • 25gr de copos de maíz tostados
  • 20gr de harina de avena o copos de avena triturados
  • 50ml de claras de huevo
  • ajo en polvo
  • perejil en polvo

Preparación:

Lo primero, como siempre que vamos a hacer una receta con horno, es poner a precalentarlo, en esta ocasión a 200ºC. Mientras tanto, vamos a preparar los calamares.

A continuación cogeremos un bol y pondremos los 20gr de copos de maíz, la harina de avena y alas especias. Machacamos y mezclamos todo bien, podemos dejar algún copo de maíz más entero para que le de un toque crujiente extra a cada calamar. En otro bol ponemos los 50ml de claras.

Ahora es rebozar los calamares, ¿Cómo lo haremos? Como cualquier rebozado normal, primero pasamos los calamares por las claras y luego vamos echando la mezcla de los copos sobre la anilla hasta cubrirla por completo. Haremos lo mismo con todas las anillas.

Después ponemos un papel vegetal sobre la bandeja del horno y vamos poniendo ahí las anillas ya rebozadas, con una separación más o menos grande para que no se peguen.

Lo siguiente ya es meter a hornear durante unos 20 minutos, sin embargo, el tiempo es aproximado ya que desde los 12 minutos hay que vigilar que no se nos quemen. En el momento en el que veamos los copos dorados es cuando hay que sacarlos. Luego se sirven y a disfrutar. Se les puede acompañar con alguna salsa, recomendable mayonesa.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia