Menú

Beneficios de tomar agua de coco

El agua de coco tiene muchos beneficios para la salud, es hidratante, refrescante... un sustituto perfecto para los refrescos. ¿Por qué es buena?

El agua de coco tiene muchos beneficios para la salud, es hidratante, refrescante... un sustituto perfecto para los refrescos. ¿Por qué es buena?
coco, mar, naturaleaz | Pixabay/CC/Irenna_____

El agua de coco no es agua con sabor a coco y tampoco es un refresco, sino que es el jugo que se obtiene naturalmente del interior de los frutos de la palmera Cocos nucífera, comúnmente conocida como cocotero. Los principales productores son Indonesia, Filipinas e India. Por tanto, hay que tener claro que el agua de coco es una bebida refrescante y natural que ofrece una amplia gama de beneficios para la salud.

El agua de coco proveniente de los cocos verdes inmaduros, esta bebida tropical se ha convertido en una opción popular en muchos lugares debido a sus propiedades nutricionales y refrescantes. Sin embargo, hasta no hace mucho en Europa solamente se conocía elcoco por su uso en pastelería, ya fuera por la leche o por la pulpa rallada. Desde hace unos años el agua de coco se ha convertido en una popular bebida energética entre deportistas de élite y celebrities amantes de los productos naturales.

De hecho, el agua de coco es rica en potasio y calcio, por lo que ayuda en el tratamiento de infecciones intestinales y en el control de la presión arterial. Además, está indicada durante la actividad física, ya que hidrata el organismo y repone minerales perdidos por el sudor. Otra de sus cualidades es que contiene pocas calorías, ninguna grasa y además es diurética, lo cual ayuda a eliminar el exceso de líquido en el cuerpo, siendo una buena opción para ayudar en la pérdida de peso. El agua de coco también tiene función antioxidante, que fortalece el sistema inmune.

Qué es el agua de coco

Es el líquido que se encuentra de forma natural en el interior del coco, esta tiene un color transparente, a veces un poco opaco, y se encuentra en el hueco interior, rodeado por la pulpa en la nuez del coco. Posee un sabor característico que puede variar por la especie, el lugar de origen y la madurez del coco ("coco seco" o "coco joven", el cual es más fresco y funcional), también puede depender del terreno donde se encuentra la palma cocotera.

El agua de coco es un producto totalmente natural que está en el interior de los cocos verdes, es decir los que aún no han madurado. En ese momento que es cuando se extrae, el agua supone el 95% del fruto. Al madurar el coco el líquido disminuye porque pasa a formar parte la pulpa blanca que se come troceada o rallada. La misma pulpa que se transformas en leche o crema y se utiliza para cocinar y elaborar postres.

Hay que destacar que a los 6-7 meses el coco es verde por fuera y está lleno de agua, unos 240ml por pieza. Este líquido incoloro, pero algo turbio, de sabor ligeramente dulzón y textura ligera, contiene entre 46 y 60 calorías por cada 250 ml, también hidratos de carbono, fibra, proteína, vitamina C, y minerales como magnesio, manganeso, potasio, sodio y calcio. Las cantidades de los minerales pueden variar debido a los cambios que tienen lugar en el agua de coco a medida que el fruto madura. Pasados los 10 meses, el coco se vuelve marrón oscuro y desarrolla una cáscara dura de piel fibrosa. El agua de su interior se reduce drásticamente y la pulpa blanca se vuelve consistente y sabrosa, lista para su consumo.

¿Cuánto agua de coco se puede beber?

El agua de coco resulta muy refrescante y quita la sed por su alto poder hidratante. En Asia es habitual encontrar vendedores callejeros cargados de cocos verdes que practican una incisión en la cascara de la fruta e introducen una pajita para que los viandantes puedan beber el agua mientras caminan, una estampa habitual en los países productores.

No obstante, hay que saber que no se puede beber agua de coco infinita sino que uno o dos vasos diarios resultan saludables, ya que aportan pocas calorías y bastantes minerales beneficiosos. Sin embargo, conviene no sustituir el consumo de agua por el de agua de coco.

Beneficios del agua de coco

  • Hidrata el organismo

Por ser rica en sales minerales como potasio y magnesio, el agua de coco ayuda a reponer estos minerales en el organismo, siendo muy utilizada por quienes practican actividad física, ya que tiene pocas calorías y no causa distensión abdominal. Además, el agua de coco también puede ser usada en problemas de salud en los que hay riesgo de deshidratación, como diarrea. Debido a que tiene un sabor agradable y levemente adulzado se puede beber agua de coco cuando se esté con sed, ayudando a la hidratación del cuerpo, piel y cabello.

El motivo es que además de su contenido en agua (94%) reúne importantes cantidades de minerales, concretamente potasio, magnesio, sodio, calcio y fósforo, los cinco elementos imprescindibles para recuperarse después de haber realizado ejercicio físico. Sin embargo, las personas hipertensas no deben consumirlo en exceso ya que contiene sodio, mineral que deben controlar. Además, su composición es similar a la del plasma sanguíneo, lo que la convierte en una bebida isotónica natural que se absorbe fácilmente y ayuda a reponer los líquidos perdidos durante la actividad física o en climas cálidos.

  • Aporta energía

Un vaso de agua de coco contiene tanto o más potasio que un plátano, 385 mg por cada 100 gramos, esto es importante porque el potasio regula el ritmo cardíaco y mejora la función de los músculos. Mejora el rendimiento de los electrolitos del sistema nervioso y por tanto el rendimiento cognitivo. El cerebro se llena de energía.

  • Potente antioxidante

No hay ningún alimento milagroso, pero algunos ayudan a que el organismo funcione mejor. Según estudios que se realizaron en animales, el agua de coco retarda la oxidación de las células del hígado, previene la formación de los temidos radicales libres y disminuye los niveles de insulina. Es una fuente ideal de citoquininas, compuesto vegetal que se asocia con el retraso del envejecimiento de las células humanas.

  • Mejora el funcionamiento renal

Por tratarse de un líquido natural y con nutrientes antioxidantes, el agua de coco contribuye a eliminar toxinas del organismo, ya que estimula el funcionamiento de los riñones, ayudando en la producción y eliminación de orina. Mientras más orina es producida, mayor es la eliminación de pequeños cristales que pueden formarse y dar origen a piedras en los riñones, previniendo así los cálculos renales.

Sin embargo, cuando se padece de alguna enfermedad renal, es importante consultar a un nefrólogo y a un nutricionista para controlar la ingesta de agua de coco, debido a que el consumo elevado de potasio presente en grandes cantidades en esta bebida puede sobrecargar la función renal.

  • No favorece el aumento de peso

Cada 200ml de agua de coco tiene 44 calorías, pocos carbohidratos y no contiene grasas, por lo que no favorece el aumento de peso. Además, el agua de coco tiene propiedades diuréticas que ayudan a eliminar el exceso de líquido en el cuerpo, siendo una buena opción en las dietas para adelgazar.

  • Ayuda a controlar la presión arterial

El potasio, presente en grandes cantidades en el agua de coco, mejora el relajamiento de la venas y aumenta la eliminación del sodio por la orina. Por lo que ayuda en el tratamiento de la presión arterial, disminuyendo el riesgo de enfermedades cardíacas como el infarto. También hay evidencias de que el consumo regular pero equilibrado de agua de coco ayuda a controlar los niveles de presión arterial, ya que reduce, sobre todo, los niveles de presión sistólica.

  • Regula el colesterol

El consumo regular de agua de coco ayuda a la disminución de las placas de grasa en la arterias, ya que esta bebida contiene antioxidantes que son compuestos que ayudan a equilibrar niveles de colesterol en la sangre.

  • Combate los calambres

El gua de coco contiene calcio y magnesio que ayudan a la salud de los músculos, siendo eficiente para la prevención y el tratamiento de los calambres en aquellos que practican actividad física. Esta bebida relaja los vasos sanguíneos, promoviendo el relajamiento de los músculos que es importante después de la práctica de ejercicio.

  • Ayuda a eliminar líquidos

El agua de coco, por su contenido en potasio, ayuda a eliminar líquidos y contribuye a reducir su retención en las zonas del cuerpo más propensas, sobre todo las piernas, además de favorecer la disminución de los niveles de sodio del organismo. Es un diurético natural, que ayuda también a la eliminación de piedras en el riñón, ya que evita que los cristales de minerales se adhieran a las paredes del riñón.

  • Combate la diarrea

En los países tropicales se ha empleado tradicionalmente para rehidratar a quienes sufren diarrea, sobre todo los niños, y también para prevenirlas debido a sus efectos beneficiosos sobre el aparato digestivo en conjunto. Además, evita la indigestión, el estreñimiento y los parásitos y ayuda a subir las defensas del organismo evitando infecciones.

  • Mejora la digestión y el tránsito intestinal

El potasio y magnesio presentes en el agua de coco contribuyen a combatir la mala digestión, acidez y reflujo, siendo una buena estrategia para quien sufre de náuseas y mareos constantes, como embarazadas y personas en tratamiento con quimioterapia. El agua de coco ayuda a limpiar el hidratar el esófago, calmando la irritación causada por acidez gástrica, y de esta forma, las náuseas. El agua de coco está indicada en el tratamiento de la infección intestinal en adultos e incluso en como tratamiento auxiliar en la diarrea en niños, ya que ayuda a reponer el agua y los nutrientes como potasio y sodio, que se pierden en grandes cantidades.

  • Combate la resaca

Tomar agua de coco es una buena opción para tratar la resaca más rápido, ya que esta bebida contiene azúcar natural que contribuye al aumento de azúcar en la sangre, combatiendo con síntomas como náuseas y malestar.

  • Limpia la piel

El agua de coco puede utilizarse para limpiar e hidratar la piel, además contiene ácido láurico, un ingrediente que ayuda a combatir hongos y en el tratamiento del acné. Una opción es pulverizar un poco de agua de coco como un tónico al finalizar el proceso de limpieza después de lavarse el rostro con jabón. Además, el agua de coco tiene propiedades rehidratantes para la piel. Puede ser aplicada tópicamente para aliviar quemaduras solares, erupciones cutáneas y proporcionar hidratación a la piel seca.

Agua de coco como refresco

Lo que no se le puede negar al agua de coco son sus bondades como refresco saludable para hidratar, eso sí, siempre que se escoja sin azúcares añadidos porque en el supermercado se encuentran versiones que sí están edulcoradas.

En el caso de escoger la versión sin azúcares, es una opción perfecta frente a un refresco o incluso un zumo si se sale a tomar algo porque su aporte en azúcares es más bajo. Incluso puede formar parte de una dieta de control de peso, ya que las 50 kilocalorías que aporta un vaso de agua de coco no supone un incremento sustancial en la ingesta calórica diaria.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso