Menú
Katy Mikhailova

De cómo Esperanza unificó España en la moda

Porque hay veces que nuestra Cibeles se nos queda pequeña o demasiado breve.

Katy Mikhailova
0
Porque hay veces que nuestra Cibeles se nos queda pequeña o demasiado breve.
La pasarela de Oviedo | Archivo

España está dividida en dos, no sólo en la política, sino también en la moda. La tradicional Cibeles tenía que luchar contra la Pasarela Gaudí de Barcelona en su momento, y en la actualidad es la Mercedes Benz Fashion Week Madrid la que lucha contra la pasarela 080 BCN FASHION, aunque aquella supera con creces ésta. Fue Esperanza Aguirre la que consiguió, de alguna forma, unificar las muchas ‘Españas’ en la capital. Teniendo a gallegos, vascos y catalanes -véase el caso de Sardá, por ejemplo- en una misma ciudad, Madrid.

Pero hay veces en las que la que fue nuestra Cibeles se nos hace pequeña o demasiado breve, y nos quedamos con ganas de repetir. Por eso, en esta segunda edición de OVIEDO ESTÁ DE MODA, los que no pudieron deleitarse con algunos desfiles de la anterior Fashion Week Madrid, lo pudieron hacer el pasado fin de semana en el Palacio de Congresos de Oviedo de Calatrava. Una iniciativa en este sector que no busca, en absoluto, dividir a España y a su moda, sino todo lo contrario: unificarla. Así, la ciudad asturiana se convertía en el epicentro de la industria textil y de los complementos en un mismo escenario.

El viernes 7 el desfile estrella fue el de Miguel Marinero, peletero desde 1975, quien presentó las mismas piezas que pudimos disfrutar el pasado febrero. Bajo la dirección artística de Nicolás Marinero, hijo de Miguel, ambos crean piezas innovando en tejidos naturales con productos 100% artesanales. El sábado 8, el broche final lo ponía José Castro, quien presentó su propia colección, a pesar de estar diseñando para DESIGUAL. Una combinación de lo más extraña, pero que demuestra una vez más la capacidad de un creador que no se deja contaminar por una estética impuesta. Y el domingo, el desfile de clausura era el de Ulises Mérida, quien levantó al público de sus asientos. El creativo, tras su paso por la MB-Fashion Week Madrid el pasado septiembre, volvió a conquistar a los asistentes del norte de España con prendas delicadas, románticas y muy femeninas.

Aun tratándose del norte de España, el estilo flamenco que nos hizo revivir la más auténtica Sevilla pudo ser posible gracias a la colección de la sevillana Inma Castrejón. Y Leyre Valiente, la joven diseñadora que ya pisa fuerte en la Cibeles, tuvo un espacio en el que pudo exponer parte de las prendas de su propuesta del pasado septiembre. Pero, sin duda, la exposición más esperada fue la de 10 obras emblemáticas de Tino Casal.

Tuve el placer de moderar una mesa redonda, contando con ponentes como el diseñador Juan Duyos, así como la mencionada Leyre Valiente, el diseñador Ángel Ortega de ‘Altona Dock’ y el estilista Jesús Cícero, tratando temas tan variados como la mejora forma de evitar los plagios, cómo romper con la famosa ‘trampa del Ciclo Anual’ -de dos colecciones por año que llegan a la tienda 10 meses después tras su presentación en pasarela- como ha hecho Miguel del Palacio; o qué le pasa a la pasarela de moda de Madrid, pues la presencia en esta plataforma no siempre garantiza el éxito en la venta, pero sí la difusión mediática.

Otro debate interesante fue ese recorrido que hicieron el experto de moda Luis Alberto Fernández González quien, junto al diseñador Manuel de Gotor, recordaron el curioso editorial de TELVA de "qué se lleva y qué no se lleva" en donde se podía leer, entre otras cosas, frases como estas: "no se lleva el comunismo". Una idea que si se analiza en 2014, da mucho que pensar. El comunismo no se lleva, pero sí el falso socialismo, pero eso ya son temas mayores, y entraríamos en política, y casi que prefiero dejarlo para mi próxima columna.

Covadonga O’Shea recogió el premio homenaje a su trayectoria profesional en el mundo de la moda. Nos contó, una vez más, cómo fundaron Telva en los años 60, una revista de mujeres.

OVIEDO ESTÁ DE MODA, respaldado por las autoridades, atrajo ciudadanos de todas las partes del país para mostrar una vez más la fortaleza de la ‘Marca España’ que, paradójicamente el pasado fin de semana, mientras Europa entera celebraba los 25 años desde la caída del Muro del Berlín, Cataluña, ilegítimamente, intentaba levantar uno nuevo, intentando romper España y su marca.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios