Menú

Consejos para que tus sofás de piel se mantengan como nuevos

Son uno de los mejores complementos para el hogar pero requieren un cuidado especial para mantenerlos en buen estado.

2
Imagen de un sofá de piel. | PoshSurfside.com

Los sofás de piel son para muchos el complemento perfecto para el salón de la casa, para un dormitorio grande o para un espacio que tenga varias funciones. Sin embargo, así como los sofás de piel son realmente bonitos cuando son nuevos, una vez los tenemos en el hogar, requieren de unos cuidados especiales que los hagan lucir como el primer día. Hoy te intentamos ayudar a recuperarlos, o a evitar que se te estropeen ¿Quieres apuntarte a estos trucos?

Para mantener los sofás de piel como nuevos, hay productos específicos en el mercado. De hecho, si quieres, puedes optar por los que se usan para los zapatos de piel. Con esto puedes recuperar los sofás que se han dañado, o simplemente hacer que los tuyos recuperen todo su brillo y toda su elegancia. Sin embargo, ese no es el único truco que puedes utilizar para cuidar de tus sofás de forma sencilla.

Hay otros productos en el mercado que permiten lograr recuperar la piel. Esos productos específicos los venden en las propias mueblerías, aunque en muchas ocasiones los puedes encontrar también en el supermercado. Eso sí, como en casi cualquier otro truco casero, es cierto que lo mejor para que los sofás de piel se conserven de forma óptima es prevenir los roces manteniendo la piel en perfecto estado. Recuerda que la hidratación correcta de la piel hará que no se produzcan rascazos ni tampoco rozaduras importantes.

Pero si prefieres algo realmente práctico, de esos trucos caseros para hacer que los sofás de piel sean los mejores que has visto en mucho tiempo, puedes utilizar una crema hidratante para la piel. Una crema normal, una Nivea clásica o una crema de marca blanca que no te resulte demasiado cara. Incluso en un momento dado, sino tienes ninguna a mano, puedes utilizar la tuya propia o alguna que tenga otra persona que vive en tu casa.

Apostando por hidratar la piel, tanto antes como después de que el sofá tenga daños es fundamental para poder lograr que los tuyos se mantengan en perfecto estado. Y es que los sofás de piel son un clásico en el mundo de la decoración, pero no siempre sabemos cómo hacer para cuidarlos y sacarles todo el partido que tenían cuando eran nuevos. Eso sí, con todos los trucos que te hemos dado hoy ya no tienes más excusas para no cuidar los tuyos ¿No te parece?

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco