Menú

Las 10 reglas de Greenpeace para un sexo ecológico

Eva Guillamón conduce Es Sexo, en esRadio, que trató las diversas formas de sexo ecológico.

0
Es Sexo: Apaga la luz Es Sexo

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Eva Guillamón conduce Es Sexo, en esRadio, que trató las diversas formas de sexo ecológico.
Es Sexo | Archivo/Cordon Press

Hace ya algunos años la organización de cuidado medioambiental Greenpeace presentó su decálogo por un sexo amigable y ecológico, confeccionada para ser una bomba en la cama... que no perjudique al planeta Tierra.

Una lista que fue recuperada en la edición del lunes de Es Sexo, conducido en esRadio por Eva Guillamón. A colación de una afirmación de la revista británica Nuts, que señaló que las mujeres han sumado a su lista de requerimientos que un hombre sea "verde". Es decir, que el activismo ecológico vuelve a los hombres irresistibles.
De modo que recordamos el decálogo Greenpeace para el buen sexo.

1. Apaga las luces (o haz el amor durante el día)

Esto es de cajón, encender las luces consume petróleo, carbón o gas. Y ya sabes lo poco que gusta esto en Greenpeace. Grr.

2. Frutas de la pasión... libres de OGM

Hay frutas pueden ser afrodisiacas, eso lo sabíamos. Pero en el decálogo Greenpeace éstas tienen que ser orgánicas. Por eso hay que asegurarse de que sea libre de transgénicos o pesticidas.

3. ¿Amor a toda costa?

Naturalmente, las ostras y otros mariscos son afrodisiacos, pero consumirlos supone destruir la fauna oceánica. En su lugar se puede apostar por jabones biodegradables cuyo aroma encienda el ánimo sexual.

4. Amor reciclado

Reciclar envases para guardar nuestros monos objetos sexuales, sí señor.

5. Usa ecolubricantes

Hay que evitar cualquier lubricante que contenga petróleo.

6. Esclavo de la pasión, no del petróleo

Ídem. De esto concluímos que el petróleo es el enemigo número uno de Greenpeace. En esta ocasión, a colación de la presencia del PVC en muchos objetos y vestimentas sexuales. ¡Cuidado!

7. Ahorra agua en pareja

Nada de duchas largas. Incómodas y poco responsables. ¡A la cama con él/ella!

8. Cama sustentable

La madera de tu cama debe estar certificada por el Consejo de Manejo Forestal. Es igual de resistente, tigre.

9. Sexo verde

Cuidado con el algodón, que engaña. Y con ciertos objetos sexuales de madera no certificada. El aceite, la ropa interior y tus pijamas también pueden ser orgánicos, y la presencia de algodón supone un factor contaminante clase "código rojo".

10. Haz el amor, no la guerra

Aunque todo esto ofrezca la impresión de que a Greenpeace no le gusta mucho el sexo, eso no es verdad, dicen.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD