Menú
Katy Mikhailova

Comprando el tiempo

Pronto veremos a cientos de personas abandonar el clásico reloj por uno inteligente. Me pregunto si eso es un paso adelante o uno hacia atrás.

Katy Mikhailova
0
Pronto veremos a cientos de personas abandonar el clásico reloj por uno inteligente. Me pregunto si eso es un paso adelante o uno hacia atrás.
El reloj Huawei | Cordon Press

Tú que me miras, me observas casi en silencio, pegado prácticamente a mi cuerpo, como una semi-piel y un semi-objeto, quizá atado a mi mente, me vas indicando cada segundo. Me recuerdas, me controlas, me presionas, me acobardas. Sin ti a veces casi me siento desnuda, vacía, algo falta. Me faltas tú, ese ente inerte que cataliza el tiempo y lo cuantifica en agujas y números. Reloj te llaman. Pero no eres más que un objeto compañero que vive con y para mí con el fin de recordármelo: no puedo comprar la libertad y mucho menos aun el tiempo.

Objeto amigo que, desde hace muy poco y de aquí en adelante, serás algo más que un reloj, serás reloj-amigo, quizá reloj-amante cuando en él reciba las notificaciones del WhatsApp, del email, de Facebook, Twitter e Instagram. ¿Y esto significa que tendré más libertad o todo lo contrario?

No sé si acaba de romperse el romanticismo de una relación utópica con un objeto inanimado, pero si algo tienen de especial los relojes móviles es que hay un fondo tras esa esfera, un fondo cambiante, un alma virtual, hay más vida.

Y es que, la semana pasada acudí a la presentación de ese reloj inteligente que nace de la mano del gigante Huawei y del Gremio de Joyeros y Plateros de Madrid. Algunos creíamos que lo virtual iba a destrozar el diseño, pero para eso está ahí el Grupo Ayserco: para dotarle de unas correas novedosas. Primero fue iPhone, después Samsung, ahora Huawei. Pronto veremos a cientos de personas abandonar el clásico reloj por uno inteligente, como lo llaman. Me pregunto si eso es un paso adelante o uno hacia atrás. Supongo y espero que sea lo primero. Es una realidad. Y hay que sumarse a ella. Y es que hay cada diseño que convence a más de uno. De hecho, el toque del Gremio de Joyeros es darle un aspecto de reloj tradicional, aunque dentro haya inteligencia, haya internet, haya más vida. Reloj te llaman, y espero que no me decepciones,

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios