Menú

Motivos para no creerse el 'Blue Monday'

Según un estudio "científico", el tercer lunes de enero es el más triste del año, pero queremos ponerle fin de una vez a esta idea.

0

La cuesta de enero, el fin de las vacaciones, el frío polar y, por si no fuera suficiente, aparece en nuestras vidas el 'Blue Monday' (Lunes Triste). Según el investigador inglés de la Universidad de Cardiff, Cliff Arnall, el tercer lunes de enero es el día más deprimente del año y, para convencernos, en 2005 desarrolló una teoría científica en la que tuvo en cuenta variables como el clima, los grandes gastos de las fiestas, el tiempo transcurrido desde la Navidad o el fracaso en los propósitos de Año Nuevo, entre otros.Y todo ello recogido en una fórmula: 1/8C+(D-d) 3/8xTI MxNA.

Pero, ¿por qué un lunes en concreto iba a ser más triste que cualquier otro? Por lo general, el primer día de la semana es el más odiado, y no hace falta ser ningún experto en psicología para darse cuenta. Lo mismo ocurre con el mes de enero, probablemente el más detestado junto con septiembre. La vuelta a la rutina después de unos días de descanso provoca desgana y tristeza, y lo mismo ocurre después del fin de semana, cuando la motivación suele ser baja.

Si miramos nuestro bolsillo, es posible que esté tiritando después de los regalos navideños, las grandes cenas y las escapadas vacacionales.Y por si no fuera poco, las tiendas nos atraen con suculentos descuentos con la llegada de las rebajas.

El cuanto al tiempo, en enero suele ser malo. Hace frío, obviamente, pero es que hace frío durante todo el invierno. ¿Qué ocurre entonces con el hemisferio sur? Esto nos da a entender que el día más triste del año no afecta a todos los ciudadanos del mundo por igual.

Según el estudio, también hemos fracasado en nuestros buenos propósitos para el año que acaba de empezar. Ni hemos dejado de fumar, no nos hemos puesto en forma en el gimnasio y muchos menos somos mejores personas. Pero es que, siendo claros, en tres semanas es prácticamente imposible.

La razón de peso

Y es que, en realidad, el 'Blue Monday' no es más que una invención absurda alimentada cada año en las redes sociales. Algo así como un ‘Black Friday’ que también invita a consumir. Porque no hay nada nuevo en lo que Arnall nos quiso demostrar.Y la explicación a este día es muy simple, se llama marketing.

En 2005, la agencia de comunicación británica Porter Novelli se encargó de difundir a los medios de comunicación ingleses el informe del doctor Arnall, dando detalles sobre el estudio que había desarrollado sobre el "lunes más triste del año". En aquella difusión y con una estrategia de relaciones públicas, aprovechó la ocasión para proponer una solución a la tristeza: irse de viaje con la agencia de viajes Sky Travel, uno de los clientes de Porter Novelli.

La idea de formular la teoría del 'Blue Monday' fue de la propia agencia de comunicación, que durante un año buscó a un científico para que prestara su nombre a la causa y así tuviera credibilidad ante el público. El objetivo era, por tanto, vender viajes a los consumidores.

El doctor Cliff Arnall, convertido en coach de la autoayuda, continuó su andadura en la búsqueda de ecuaciones de la felicidad sin fundamento científico, más bien publicitario. Llegó a calcular el día más feliz del año o la fórmula para encontrar el juguete perfecto. En resumen, un bulo que no ha parado de generar ingresos para empresas de viaje y otros negocios cuyo objetivo ha sido el de hacer más feliz a las personas que decidieron creerse la idea del día más triste del año.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios