Menú
Katy Mikhailova

De feminismos e idiotismos

Se nos están yendo las cosas de las manos, y mareas moradas y demás fenómenos nos están haciendo un flaco favor.

Katy Mikhailova
0
Se nos están yendo las cosas de las manos, y mareas moradas y demás fenómenos nos están haciendo un flaco favor.
Línea unisex de Zara | Cordon Press

Es muy fácil pasar del feminismo al idiotismo cuando ya no se sabe qué decir y qué hacer. Ahora la última ha sido lo de los semáforos. Y yo planteaba el otro día por qué no sustituir al hombre por la "caca-sonriente-del-whatsapp" y ponerla en rojo, verde y amarillo. Ironías aparte. Se nos están yendo las cosas de las manos, y francamente mareas moradas y demás fenómenos nos están haciendo un flaco favor.

La semana pasada un periodista de El País se escandalizaba por el tono machista de Bertín con Casillas y Carbonero en cuanto a temas de cocina, cuando en realidad habría que escandalizarse por la falta de respeto que había mantenido hacia Mourinho tanto el presentador como el invitado.

Pero hablemos de moda y de modas. Zara lanza su primera colección de ropa unisex, después de ya haberlo hecho Pull&Bear, propiedad de Inditex también. Llamada "ungendered" la colección, que se compone de ocho prendas básicas, cuenta con camisetas, sudaderas, vaqueros y bermudas con la misma talla.

No sé qué decir. Naturalmente me parece bien, pero en verdad es inncesario. Yo algunas veces me cuelo en la sección de hombres y termino comprándome sudaderas y camisetas. Y a lo mejor a la inversa sucede lo mismo. De hecho, confieso ser una fiel seguidora de las sudaderas para hombre de Pedro del Hierro, la marca de gama alta del Grupo Cortefiel. Lo llaman los "expertos" de moda ‘Boyfriend Look’. A todos se nos viene a la cabeza la imagen de la novia-amante recién levantada vestida con la camisa del hombre con el que ha pasado la noche. Más que ‘boyriend look’ sería ‘just-fucked-look’ -en inglés suena menos grosero que ‘look de recién… levantada’-. Aunque yo soy más del ‘dad’s look’ ya que le he robado, gustosamente, numerosas camisas a mi padre que he convertido en vestidos y que combino con cinturones.

Todo va bien, de momento. La duda está en hasta qué punto de cintura para abajo la mujer y el hombre pueden jugar en la misma liga. Es decir, que Zara saque pantalones para hombre y mujer de la misma talla, me hace reflexionar acerca de la complexión de la mujer, natural y biológicamente tendente a unas caderas anchas. Claro, luego me acuerdo de que la androginia es la estética a la que se supone que hay que aspirar, y la tontería se me pasa.

Es obvio que la necesidad de que una marca, sea Zara o cualquier otra, saque al mercado una línea "unisex" y la declare como tal, difundiendo la novedad, no es más que una ayuda a nivel emocional en tanto en cuanto que no te sientes "mal" por comprar ropa que se supone que "no te corresponde" -cosa que me parece absurda, que uno compre lo que le dé la gana- y también una estrategia de márketing. Lo segundo, porque se supone que amplías tu target; lo primero, porque no todos llevan bien eso de ser mujer y colarse en el apartado de la ropa para hombre, y viceversa, sin ánimo alguno de entrar en orientaciones sexuales, pues el asunto no va de esto, va simplemente de gustos. Sigo pensando que la fidelidad a la naturaleza es un valor que deberíamos cultivar más, estética y emocionalmente, pero también considero que la moda es un grito de libertad y que cada cual haga con su cuerpo lo que le dé la real gana. Pero que lo haga desde la inteligencia y la bondad, y no desde el idiotismo.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios