Menú
Katy Mikhailova

Ames a quien ames, la moda te ama

El público gay es uno de los consumidores más activos y fieles

Katy Mikhailova
0
El público gay es uno de los consumidores más activos y fieles
Las fiestas del Orgullo | Archivo

Genios del marketing han ideado el célebre eslogan de "ames a quien ames, Madrid te ama". Cada uno puede tener su opinión particular sobre el movimiento del Orgullo Gay en Madrid, que este año es además nuestra capital la capital del mundo, por decirlo de alguna manera, con el World Pride Madrid.

Multitud de marcas llevando años sumándose al "carro" del colectivo LGTB para apoyar la causa -y supongo que también hace caja, algo totalmente legítimo y necesario-. El público gay es uno de los consumidores más activos y fieles de la industria de la moda y del lujo en Occidente: a través de productos con guiños a la defensa de la igualdad en el campo de lo sentimental y a través de campañas de publicidad diferentes empresas apoyan este movimiento.

Tenemos el caso de las famosas Converse de Miley Cyrus en el año 2014. La suela está pintada con los colores del arco iris. La recaudación se dedica a fines sociales para apoyar al colectivo LGTB. Karl Lagerfeld -criticado muy duramente por mí hace algunos años- cerró un desfile de alta costura para Chanel el año 2013 con dos novias vestidas de blanco y cogidas de la mano. Que Converse haga lo primero, me parece genial; lo del creativo alemán no me gusta, principalmente porque lo que quería era llamar la atención como siempre hace temporada tras temporada, sin aportar realmente nada al movimiento gay. La moda deportiva también participa, y Adidas lanza unas zapatillas coloridas con guiño a la bandera gay. Levi’s saca a la venta gorras, vaqueros, camisetas con el lema <fight stigma>, en español <combate el estigma>. Wrangler improvisa una "reinterpretación" de una fotografía con chaqueta de la marca incluida de los años 70 y la adapta en 2017. Claramente la primera chaqueta no iba dirigida a los homosexuales pues en las bandas de colores falta el morado y algún que otro color. Loewe, con el actual director creativo Jonathan Anderson, tildado de "genio" -que baje Dios y me lo explique, más aun después de haber destrozado el logotipo de la firma española, propiedad de LVMH- , apuesta por las campañas de publicidad mostrando a dos hombres dándose un beso, en homenaje al fotógrafo Steven Meisel. Unas fotografías preciosas, por cierto, con mucha profundidad emocional para la campaña de Otoño/Invierno de 2015. Cuestión aparte es mi opinión particular sobre este "genio". ¿Objetivos? Quizá romper con la imagen conservadora de la marca -no os olvidéis de aquellos ‘ninis’ en 2012 de ‘arriba la ceja’-. Bien por Calvin Klein Jeans mostrando campañas de parejas gay y parejas lesbianas; campañas, dirigidas por el célebre fotógrafo Mario Sorrenti, que han empapelado las ciudades más cosmopolitas de los EE. UU.

¡Hasta los olores! ¿A qué huele el orgullo gay? A un aroma fresco, a alegría, felicidad, playa, Caribe, en lenguaje de emociones; técnicamente a maracuyá, frambuesa… "Fiesta Carioca" de Escada. También Alexander McQueen, el pionero de los pioneros, en su desfile en el año 2003, e incluso Moschino -sí, el de las carcasas para Iphone en forma de patatas del McDonald's- en la pasarela de presentación de la temporada de primavera/verano 2012. También incluyo otras marcas españolas: por qué no, supongo que Agatha Ruiz de la Prada también con ese vestido largo con todos los colores de la bandera gay.

Queridos lectores, los tiempos están cambiando. Hace años tenía una mente más cerrada, más condicionada, apenas tenía veintipocos, y he llegado a criticar las fiestas del Orgullo Gay. Como liberal, que no libertina, creo en el Liberalismo económico y empresarial, pero también en el emocional. Que cada uno haga lo que le apetezca, mientras no perjudique a otros. Apoyo el matrimonio gay por lo civil; sobre el otro que se pronuncie la Iglesia Católica, yo no soy quién para opinar y decidir.

Cuestión aparte es el elevado coste del Orgullo Gay financiado por las arcas públicas. Creo que deberían ser todas esas marcas mencionadas y otras de empresas privadas las que financien y patrocinen este World Pride. Defiendo el Orgullo Gay, pero que no nos cueste a todos. Ames a quien ames, la moda te ama. Ames a quien ames, Madrid te ama. Amemos todos juntos, pues, ¿no es acaso un dogma de nuestra Iglesia el amar al prójimo?

Directora y presentadora de esModa y colaboradora de Es la Noche.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios