Menú

Los jabones artesanales naturales ganan adeptos

El consumidor cada vez es más exigente con sus productos de higiene personal. Apostar por productos como jabones naturales tiene numerosas ventajas.

0
El consumidor cada vez es más exigente con sus productos de higiene personal. Apostar por productos como jabones naturales tiene numerosas ventajas.
Jabones sólidos | Pixabay

A pesar de la incertidumbre surgida como consecuencia del coronavirus, el año 2020 ha supuesto una toma de conciencia para numerosos ciudadanos. Los consumidores han comprendido que ha llegado el momento de ser más responsables con sus compras y apostar por productos locales y nacionales que contaminen lo menos posible. Un ejemplo de ello serían los productos de limpieza e higiene. Por ejemplo, desde la marca española de jabones y champús naturales, Jabón de zorro, apuntan que el consumidor cada vez es más exigente con sus productos de higiene personal.

Apostar por productos como jabones naturales tiene numerosas ventajas. Por un lado, invertimos dinero en marcas nacionales, ayudando a levantar la tocada economía nacional. Por otro, se trata de productos que pueden catalogarse como zero waste (o cero residuos), ya que no contaminan al medio ambiente. Además, muchos son veganos, su composición está libre de ingredientes de origen animal y siguen un estricto control de producción.

Pero los jabones naturales engloban numerosos formatos adaptados a distintas partes del cuerpo. Dependiendo de los ingredientes utilizados, se destinan al cuidado de la piel durante la ducha, a la limpieza capilar o a la hidratación diaria.

Champús sólidos

Los champús sólidos han supuesto una verdadera revolución en el campo de la higiene íntima. Su formato es parecido al de las pastillas de jabón, por lo que es realmente sencillo trasladarlos durante los viajes.

Dependiendo de las características y necesidades del tipo de cabello, los champús sólidos están fabricados con unos ingredientes u otros. Por ejemplo, se pueden encontrar gamas dirigidas a los cabellos grasos, normales y secos, así como champús anticaspa o anticaída. Sus ingredientes oscilan entre el aceite de coco, romero, ortiga y otros ingredientes naturales.

Dado que estos champús son totalmente naturales y libres de sulfatos ni siliconas, son uno de los best seller en lo que jabones naturales se refiere. Además, son respetuosos con el medio ambiente y sus envases no poseen ningún plástico.

Geles sólidos

Al igual que ocurre con los champús, los jabones sólidos son fabricados con la idea de utilizarse en cualquier parte del cuerpo. Por ello, sus ingredientes son respetuosos con todo tipo de pieles. Por ejemplo, para las pieles secas se utilizan ingredientes como el aceite de oliva o leche de burra, entre otros. También se ofertan jabones sin sosa o con ciertas propiedades, así como jabones fabricados a base de hierbas aromáticas.

Al igual que ocurre con los champús, los jabones sólidos son fabricados con la idea de utilizarse en cualquier parte del cuerpo. Por ello, sus ingredientes son respetuosos con todo tipo de pieles. Por ejemplo, para las pieles secas se utilizan ingredientes como el aceite de oliva o leche de burra, entre otros. También se ofertan jabones libres de tóxicos con multitud de propiedades para la piel y fabricados a base de hierbas aromáticas.

Los jabones naturales están exentos de químicos, por lo que son biodegradables y 100% naturales. Como consecuencia, es corriente que se utilicen para otras actividades, como el lavado de ropa o incluso la higiene de las mascotas.

Los jabones más vendidos

Jabón de leche de burra

Desde la antigüedad nuestros antepasados utilizaban leche de burra para el cuidado de la piel. Ello se debe a que la leche posee vitamina A y calcio, ingredientes que ayudan a hidratar de manera natural el órgano cutáneo. Por esta razón el jabón de leche de burra, elaborado a partir de leche y aceites naturales, es uno de los productos más cotizados por los consumidores.

Jabón de avena

Desde un punto de vista nutricional, la avena es un ingrediente esencial para las comidas. Sus beneficios son múltiples, y estos se pueden aplicar a la piel. El jabón de avena está especialmente indicado para las pieles sensibles, pues permite una suave exfoliación natural y alivia el picor de la dermis. Dado que su fabricación se lleva a cabo con aceites esenciales, hidrata al tiempo que limpia los poros.

Champú de coco

Los cabellos especialmente deshidratados son la especialidad del champú sólido de coco. Este champú es uno de los más demandados por los usuarios, y es que es sabido que la manteca de coco es increíblemente hidratante y nutritiva para el cuero cabelludo.

Champú sólido de ortiga

El champú sólido de ortiga fue diseñado para tratamientos especializados en la caída del cabello y los problemas de descamación producidos en la raíz. Dadas sus propiedades antioxidantes, fomenta el crecimiento de un pelo fuerte y sano y evita la caída del pelo débil.

Jabón de rosa mosqueta

La mayoría de las cremas y sérums del mercado utilizan rosa mosqueta en su fabricación. Se trata de un aceite increíblemente efectivo en la disminución de manchas, cicatrices y otras pequeñas marcas de la piel. Asimismo, ayuda a mantener la piel hidratada y evita la aparición prematura de signos de la edad y estrías. Por ello, el jabón sólido de rosa mosqueta es otra de las grandes apuestas de los jabones naturales.

Jabón de vino

Las propiedades antioxidantes del vino son comúnmente conocidas. Estas propiedades pueden ser aprovechadas en la fabricación de otros productos, como los jabones. De hecho, el jabón de vino ha sido uno de los productos más vendidos durante este año debido a sus beneficios hidratantes en el cuidado de la piel. Además, al igual que el resto de jabones de naturales, es biodegradable y 100% natural.

Temas

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios