Menú

Retención de líquidos: cómo evitar la hinchazón abdominal en verano

La hinchazón abdominal puede ser un fastidio durante todo el año pero especialmente en verano. En LD te contamos cómo evitarla.

La hinchazón abdominal puede ser un fastidio durante todo el año pero especialmente en verano. En LD te contamos cómo evitarla.
perder peso, pérdida de peso, barriga | Pixabay/CC/Tumisu

En verano a todas nos gustaría lucir un vientre plano y olvidarnos de problemas digestivos pero, en muchas ocasiones, la pesadez y la tripa hinchada hacen su aparición sin saber por qué. Muchas veces el salir de la rutina, comer de más o tomar más alimentos y bebidas que nos inflaman son los causantes.

Hay muchos factores que pueden conducir a un vientre hinchado y abultado, y si bien puede tratarse de un problema estructural, es decir, de acumulación de grasa, hoy nos dedicaremos a aquellas causas agudas que podemos solucionar fácilmente.

Lo primero que debemos saber es por qué se hincha el abdomen, pues de esta forma atacaremos la raíz del problema para ponerle fin al abultamiento indeseado de nuestra zona media.

Si bien hay muchos factores que pueden originar una hinchazón abdominal, entre los más frecuentes se encuentra la presencia de gases o flatulencias que distienden y abultan nuestro vientre. También puede desencadenar hinchazón un problema digestivo, por ejemplo, una gastritis aguda severa o una gastroenteritis, así como también el estreñimiento o la evacuación incorrecta del intestino.

Además, podemos sufrir de hinchazón abdominal a causa de retención de líquidos o porque tenemos el estómago lleno debido a que acabamos de ingerir una comida abundante. Por ello, en Libertad Digital vamos a comentar algunos de los alimentos que más inflaman el abdomen y cómo consumirlos para paliar este efecto.

  • Legumbres

En verano suele ser habitual tomar elaboraciones con legumbres como ensaladas, hamburguesas vegetales o hummus. Las legumbres aportan fibra que alimenta la flora intestinal que, al fermentar, los microorganismos presentes en la microbiota obtienen energía y producen gas. Algunos oligosacáridos que se pueden encontrar en las legumbres, como la estaquiosa o la rafinosa, provocan flatulencias en el intestino por lo que contribuyen a hinchar el abdomen además de a sufrir de incómodos gases.

¿Cómo solucionamos este problema? De manera muy sencilla, solamente hay que poner las legumbres en remojo la noche anterior y utilizar el sistema de la doble cocción, es decir, cuando el guiso comience a hervir cambiar el agua o añadir fría para parar el cocinado y que vuelva a calentarse. También se ha demostrado que un truco efectivo para mejorar la tolerancia a las legumbres y que no produzcan gases ni malestar digestivo, es añadir comino a la elaboración o bien un trozo de algo kombu a la cocción.

  • Lácteos

Las socorridas tablas de quesos, el vaso de leche antes de dormir o el yogur de la cena ligera veraniega pueden estar haciéndote un flaco favor si sufres inflamación en la zona de la tripa. La leche y los productos lácteos como el queso o el yogur pueden provocan gases e hinchazón a algunas personas que no digieren bien la lactosa. El intestino delgado en estos casos no produce la suficiente cantidad de lactasa que es la enzima que facilita la digestión del azúcar de la leche o lactosa.

Pero, ¿Qué podemos hacer para evitar la hinchazón sin privarnos de los lácteos? La mejor opción si vas a consumir lácteos y no te sientan muy bien es optar por productos sin lactosa o de origen vegetal, como la soja, para que el proceso digestivo no sea tan complejo y tengas una digestión más ligera sin problemas de gases ni malestar abdominal.

  • Edulcorantes artificiales

A la ingesta de polioles o edulcorantes artificiales como el sorbitol o el manitol, que puedes encontrar en caramelos, helados, chocolates, refrescos y chicles sin azúcar, se les asocia con la hinchazón abdominal. ¿Por qué sucede esto? Porque cuando tomas un alimento que contiene polioles el tiempo de tránsito a través del intestino se prolonga, esto hace que se absorba más agua en la zona y se fermente el alimento produciendo gases y malestar abdominal, es decir, hará que se te hinche la tripa.

¿Cómo solucionamos este problema? intentando sustituir los polioles o edulcorantes artificiales por stevia o panela y mejor aún, por productos como la compota de manzana, el plátano o el sirope de dátil que son alimentos que endulzan tus bizcochos, tartas o batidos, de una forma muy natural.

  • Vegetales que producen hinchazón

El alimento healthy por excelencia, el aguacate, también contiene polioles que contribuyen a la hinchazón abdominal. Pero no solo el aguacate sino que las crucíferas, los champiñones, las setas, los espárragos, las cebollas, los ajos, las alcachofas, la remolacha o el puerro también son alimentos que están catalogados dentro de los vegetales que más gases provocan.

Solución: Opta por vegetales que está comprobado que no tienen ese problema y que no producen hinchazón como son los cítricos, las acelgas, los calabacines, el pepino, el tomate, las zanahorias, las endivias, la calabaza, el boniato, el plátano, la granada, los higos o las uvas.

  • Elaboraciones pesadas

Los fritos y alimentos con mucha grasa, junto con el alcohol los refrescos que los suelen acompañar, dificultan la digestión así que, si tienes tendencia a sufrir de inflamación abdominal o gases, evita consumir alimentos ultraprocesados, fritos, empanados, bollería industrial o embutidos si no quieres enfrentarte a una digestión pesada, ardores, dolor de tripa y pesadez.

¿Cómo podemos solucionarlo? Optando por comida real cocinada con métodos más ligeros como cocinar al vapor, al horno o a la plancha. No hay por qué olvidarse de las raciones en el chiringuito o en la terraza de verano, elige propuestas más ligeras como mejillones al vapor, marisco, pescado al horno o ensaladas de tomate. Olvídate de los atracones, bebe mucha agua y no te vayas a dormir con la tripa llena, cena un par de horas antes de acostarte para evitar problemas digestivos e hinchazón.

Consejos para evitar la hinchazón abdominal

  • Beber abundante agua
  • Comer despacio y masticar bien cada bocado
  • Evitar las bebidas carbonatadas o con gas
  • Evitar mascar chicle
  • Moderar la ingesta de alimentos muy salados o muy dulces
  • Realizar comidas de pequeño volumen
  • Evitar los productos de pastelería
  • Fibra sí, pero con moderación: si queremos evitar los gases y al mismo tiempo, revertir el estreñimiento, lo mejor es consumir fibra, pero no abusar de esta, pues en exceso puede producir una considerable distensión del abdomen.
  • Sentarse con la espalda derecha y el abdomen levemente contraído
  • Practicar ejercicio con regularidad
  • Tomar probióticos
  • Tratar el hígado, que es el órgano de la inflamación con plantas depurativas hepático-biliares

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador