Menú

¿Cuándo hay que empezar a lavar los dientes de los hijos?

Preocuparse por la salud dental de los hijos es normal, pero ¿Cuándo hay que empezar a cepillarles? ¿Con pasta de dientes? Recomendaciones.

Preocuparse por la salud dental de los hijos es normal, pero ¿Cuándo hay que empezar a cepillarles? ¿Con pasta de dientes? Recomendaciones.
pasta de dientes, cepillo de dientes, cepillar los dientes | Pixabay/CC/Bru-nO

Unos buenos hábitos de higiene bucal son imprescindibles a lo largo de la vida, pero estos vienen desde una temprana edad. El motivo es que, si desde pequeños se inculcan buenos hábitos de salud bucal cuando uno sea mayor los seguirá manteniendo. Pero, los padres, especialmente si son primerizos, suelen tener una duda, ¿Cuándo es el momento adecuado para comenzar a lavar los dientes de los hijos?

Pues, aunque pueda parecer una locura, con cepillo de dientes hay que comenzar a cepillar los dientes de los niños tan pronto como aparezca el primer diente y, por lo general, esto sucede entre los 6 y los 12 meses de edad. El motivo es que, incluso desde bien pequeños deben tener una buena higiene dental ya que los dientes de leche no solo ayudan a los niños a masticar y hablar, sino que también mantienen el espacio para los dientes permanentes. Hay que tener en cuenta que esta práctica temprana es fundamental para prevenir la acumulación de placa bacteriana, que puede dar lugar a caries tempranas, también conocidas como caries de la infancia.

¿Cuándo se empieza a lavar los dientes de un bebé?

  • De 0 a 12 meses

En los primeros meses de vida el bebé no tiene todavía dientes. Sin embargo, dentistas e higienistas recomiendan que se empiece a cuidar de su higiene bucal a partir de los 4 meses. Hay que estar pendientes, ya que las encías de los bebés son muy sensibles, por lo que deben limpiarse suavemente con la ayuda de una gasa estéril húmeda con agua, repasando también la lengua. En el momento que aparezca su primer diente, es recomendable empezar a lavarlos con cepillos especiales de filamentos suaves, nunca con un cepillo normal, humedecido con agua.

  • De 12 a 24 meses

Cuando el bebé ya tiene en torno a 1 o 2 años de edad, se puede empezar a usar un cepillo especial para bebés de filamentos suaves 2 veces al día, mejor si es después de almorzar y antes de dormir. Aunque en la higiene dental no solo cuenta el cepillado de los dientes.

Tan importante es limpiarlos como prevenir posibles patologías derivadas de la alimentación y los hábitos del bebé. Es vital controlar el consumo de azúcar a estas edades, ya que una ingesta excesiva puede repercutir negativamente en su salud bucodental. Por ejemplo, en el caso de los zumos de frutas, lo mejor es cantidades pequeñas y durante una comida, para mejorar la absorción del azúcar. También, no se debe meter el chupete en azúcar, miel o cualquier bebida demasiado dulce. A la hora de dormir, evitar que se quede dormido con el biberón en la boca, y enseñarle cuanto antes a beber de un vaso.

  • A partir de los 24 meses

A partir de los 2 años, los niños pueden empezar a lavarse los dientes solos, siempre con la supervisión de los padres y repasándoles el cepillado después. Es importante que empiecen desde pequeños a adquirir el hábito de una correcta higiene dental. Si, además, se lava los dientes a la vez con su padre o su madre, el niño verá el cepillado como un acto natural de cada día y así, lo acogerá más fácilmente en su rutina. El cepillo debe ser de cabezal pequeño y de filamentos suaves, para que el cepillado sea lo más cómodo posible.

¿Qué pasta de dientes usar para el bebé?

Inicialmente, la limpieza puede hacerse con un paño suave y húmedo o con un cepillo de dientes diseñado específicamente para bebés, que suele ser pequeño, suave y con un mango grande. Es importante usar solo agua al principio, especialmente antes de que el niño aprenda a escupir, lo cual ocurre alrededor de los 2 años de edad. A medida que el niño crece y comienzan a aparecer más dientes, se puede introducir una cantidad mínima de pasta dental sin flúor, del tamaño de un grano de arroz, para evitar la ingestión de flúor en exceso. Más tarde, es cuando pueden empezar a utilizar pasta de dientes con flúor. Eso sí, siempre dependerá de las necesidades del niño, ya que, si presenta facilidad para tener caries, tendrá que empezar a meter en su rutina el flúor antes. ¿Cuáles son las cantidades de flúor recomendadas en función de la edad?

  • Entre el primer diente hasta los 3 años: es recomendable utilizar pasta de dientes con 1000 ppm (parte por millón) de flúor. La cantidad adecuada sería de un grano de arroz.
  • A partir de los 3 años: pueden seguir usando pastas con 1000 ppm de flúor, pero con algo más de cantidad, equivalente a un guisante, siempre supervisando el cepillado para enseñarles la técnica correcta y asegurarse de que no se traguen la pasta. La supervisión en el cepillado debe continuar hasta que los niños tengan la capacidad de hacerlo de manera efectiva por sí mismos, lo cual generalmente sucede alrededor de los 6 o 7 años de edad.
  • A partir de los 6 años: pueden utilizar pasta de dientes con 1450 ppm de flúor y de cantidad, como un guisante.

Además del cepillado, es esencial introducir el hábito de usar hilo dental diariamente una vez que los dientes del niño comiencen a tocarse entre sí, lo cual puede variar pero a menudo ocurre entre los 2 y 6 años de edad. Este paso es crucial para eliminar la placa y los restos de comida entre los dientes, donde el cepillo no puede alcanzar.

¿Cómo cepillar los dientes de los niños?

Para cepillar los dientes de los niños, es necesario un cepillo de dientes suave y pasta de dientes especial para niños. Es importante usar una cantidad de pasta de dientes del tamaño de una lenteja, ya que los niños no pueden escupir correctamente hasta los 3 años de edad. Para cepillar los dientes, hay que colocar el cepillo de dientes en un ángulo de 45 grados contra la línea de las encías y mover el cepillo hacia adelante y hacia atrás con movimientos cortos y suaves. Es importante cepillar cada diente por separado y asegurarse de cepillar las superficies internas y externas de los dientes. Al igual que con los adultos, no hay que olvidar cepillar la lengua y las encías suavemente.

¿Qué hacer si un niño no quiere cepillarse los dientes?

Es común que los niños no quieran cepillarse los dientes, pero es importante no dejar que se salten el cepillado. Hay varias cosas que los padres pueden hacer para ayudar a sus hijos a acostumbrarse a cepillarse los dientes:

  • Cepillarse los dientes junto con el niño para mostrarle cómo se hace y hacer que sea una actividad divertida.
  • Dejar que su hijo elija su propio cepillo de dientes y pasta de dientes con personajes de dibujos animados o colores brillantes.
  • Hacer que el cepillado sea una parte de la rutina diaria del niño, como después del desayuno o antes de acostarse.
  • Usar canciones o cuentos para hacer que el cepillado sea más entretenido.

¿Cuándo es el momento ideal para que empiecen a cepillarse los dientes solos?

Los niños pueden empezar a cepillarse los dientes solos a partir de los 6 años de edad, pero es importante supervisarlos hasta los 8 años de edad. El motivo es que los niños a menudo tienen dificultades para llegar a las áreas más difíciles de alcanzar, como las muelas posteriores, y pueden necesitar ayuda para asegurarse de que se cepillan adecuadamente.

Temas

En Chic

    0
    comentarios