Menú

Existió un ave devorahombres en Nueva Zelanda

Se ha confirmado que la extinta águila de Haast pudo ser capaz de comer hombres, como el ave conocido como Te Hokioi en las leyendas maoríes.

LD/Agencias
2
Se ha confirmado que la extinta águila de Haast pudo ser capaz de comer hombres, como el ave conocido como Te Hokioi en las leyendas maoríes.
Ilustración de un ataque del águila de Haast a dos moa. | Wikipedia/John Megahan

Un ave originaria de Nueva Zelanda, que es conocida popularmente con el nombre de Te Hokioi, capaz de devorar a los hombres, ha existido realmente, según un estudio publicado en Journal of Vertebrate Paleontology. Este animal es un personaje común de las leyendas maoríes que han pasado en la isla de generación en generación y está representado en algunas pinturas rupestres.

El Te Hokioi está descrito como un ave negra y blanca con una cresta roja y la punta de las alas de color amarillo. En 1870, Julius von Haast descubrió sus restos por primera vez, pero se creyó que eran de un animal semejante al buitre, con una estructura similar, incluyendo la existencia de los orificios en forma de campana de la nariz que sirven para continuar respirando mientras se alimentan.

Ahora, los investigadores del Museo de Canterbury y la Universidad de Nueva Gales del Sur (ambas de Australia) volvieron a examinar los restos óseos del águila de Haast (conocida científicamente como Harpagornis moorei) para determinar si era el ser conocido por los maoríes como Te Hokioi.

Los investigadores utilizaron los instrumentos modernos, como tomografías computarizadas para concluir que el águila de Haast tenía una pelvis lo suficientemente fuerte como para soportar una caída desde el aire al agua para atacar a sus presas a velocidades cercanas a 80 kilómetros por hora. Además, sus garras eran equivalentes a las de un tigre.

"Sin duda era capaz de atrapar a un niño solo con agacharse", ha explicado el zoólogo del Museo de Canterbury, Paul Scofield, que ha dudado de que este animal matara y comiera hombres por norma, como dicen las leyendas. De hecho, tras los hallazgos fósiles se cree que el águila se alimentaba principalmente de moa, una gran ave no voladora de la época.

Nueva Zelanda fue aislada de otros continentes durante el Cretácico y no tenía mamíferos terrestres nativos. En cambio, las aves llenaron los roles asignados a los mamíferos en otros lugares. Scofield ha explicado que este animal era "el equivalente a un león en el país".

Encontrar huesos del Te Hikioi sigue siendo difícil, ya que vivió en una zona concreta del país, en Isla Sur. Se cree que se extinguieron después de la llegada de los humanos a la isla, hace 1.000 años, y estos comenzaron la caza del moa, dejándolo sin su principal alimento.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation