Menú

Las nanopartículas podrían dotar a los humanos de visión nocturna

Científicos han experimentado con ratones, a los que implantaron nanopartículas que les hicieron capaces de percibir infrarrojos.

LD/Agencias
0
Científicos han experimentado con ratones, a los que implantaron nanopartículas que les hicieron capaces de percibir infrarrojos.
Investigaciones prometedoras para mejorar la visión humana | Daniil Kuželev

Científicos han usado nanopartículas para dotar a los ratones comunes la capacidad de ver la luz infrarroja cercana. Los avances en el proceso de creación de versiones de estas nanopartículas podría permitir que en el futuro los humanos se beneficiaran de esta ventaja. Los investigadores presentarán sus resultados en la Reunión y Exposición Nacional de Otoño de 2019 de la American Chemical Society (ACS), la sociedad científica más grande del mundo.

"Cuando miramos el universo, solo vemos luz visible -dice Gang Han, el investigador principal del proyecto, quien presentará el trabajo en la reunión-. Pero si tuviéramos visión infrarroja cercana, podríamos ver el universo de una manera completamente nueva. Podríamos hacer astronomía infrarroja a simple vista, o tener visión nocturna sin necesidad de equipos voluminosos".

Los ojos de los humanos y otros mamíferos pueden detectar la luz entre las longitudes de onda de 400 y 700 nanómetros (nm). La luz del infrarrojo cercano (NIR) tiene longitudes de onda más largas: de 750 nm a 1,4 micrómetros. Las cámaras termográficas pueden ayudar a las personas a ver en la oscuridad al detectar la radiación NIR emitida por organismos u objetos.

Han y sus colegas se preguntaron si podían dar a los ratones visión NIR inyectando en sus ojos un tipo especial de nanomaterial, llamado nanopartículas de conversión ascendente (UCNP). Estas nanopartículas, que contienen los elementos erbio e iterbio, pueden convertir fotones de baja energía de la luz NIR en luz verde de mayor energía que los ojos de los mamíferos pueden ver.

Mediante distintas pruebas, comprobaron que los ratones que habían sido modificados eran capaces de captar la luzinfrarroja.

Aunque los UCNP persistieron en los ojos de los ratones durante al menos 10 semanas y no causaron ningún efecto secundario notable, Han quiere mejorar la seguridad y la sensibilidad de los nanomateriales antes de contemplar probarlos en humanos.

"Los UCNP son inorgánicos y hay algunos inconvenientes -reconoce Han-. La biocompatibilidad no está completamente clara, y necesitamos mejorar el brillo de las nanopartículas para uso humano".

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation