Menú

Rusia bloquea medio internet para intentar erradicar Telegram

La aplicación de mensajería está siendo perseguida en Rusia por negarse a dar acceso a la dictadura de Putin a las conversaciones de sus usuarios.

0
Telegram es una de las principales alternativas a WhatsApp, y la más popular en España. | Alamy

Aunque la red de mensajería instantánea Telegram fue creada por el millonario de internet ruso Pavel Durov, nunca ha tenido buenas relaciones con el Gobierno de Putin. Durov hizo su fortuna con la creación de la red social Vkontakte, conocida internacionalmente como VK, y que aunque sea virtualmente desconocida en nuestro país es la página más popular en Rusia y una de las más exitosas en todo el mundo. Tras negarse durante la invasión de Ucrania a facilitar datos de manifestantes ucranianos y cerrar la página del opositor ruso Alexei Navalny fue defenestrado de su puesto al frente de VK por el consejo de administración en abril de 2014, una decisión que Durov siempre ha achacado a marionetas de Putin.

Meses antes de ser despedido de la red social, Durov decidió emplear parte de la fortuna amasada durante esos años para crear una red de mensajería instantánea que pudiera competir con WhatsApp teniendo como principales diferencias el cifrado de las conversaciones y estar basado en la nube, de modo que pueda usarse desde distintos dispositivos perfectamente sincronizados. Otra de sus características, la posibilidad de crear canales con suscriptores ilimitados, ha sido aprovechada por numerosas empresas y hasta partidos políticos: es sabido que Podemos usaba un canal llamado "Guerrilla" para coordinar a sus adeptos en Twitter a la hora de enviar mensajes de forma masiva.

Aunque WhatsApp ha ido añadiendo mejoras para no quedarse atrás y sigue siendo el líder indiscutible, Telegram tiene hoy día 200 millones de usuarios activos. No tiene publicidad ni más vía de financiación que la fortuna de Durov, un anarcocapitalista vegetariano que compró la ciudadanía en el país caribeño de Saint Kitts y Nevis para vivir desde entonces una vida de nómada, sin parar demasiado tiempo en ningún sitio. La empresa tiene su sede oficial en Londres.

Rusia contra Telegram

Roskomnadzor, el regulador ruso de telecomunicaciones, ordenó la semana pasada el bloqueo de Telegram en todo el país tras negarse la empresa a facilitar una clave maestra que permitiera a la dictadura de Putin acceder a todos los mensajes enviados a través del servicio con la excusa de luchar contra el terrorismo. El problema, aparte de que Durov se niega a colaborar, es que Telegram fue pionero en utilizar el cifrado extremo a extremo, es decir, que las claves son exclusivas de cada conversación y no existe tal clave maestra, una técnica que terminó por copiar WhatsApp. Algo que sin duda saben las autoridades rusas, que habrían empleado este argumento como excusa para bloquear Telegram en su país y forzar a sus súbditos a emplear servicios más inseguros.

Así, a partir del lunes el organismo consiguió autorización judicial para el bloqueo, y como Telegram ha movido el servicio a servidores en la nube de Amazon y Google, han bloqueado más de 16 millones de direcciones IP, afectando a todo tipo de servicios de internet y sitios web, que han dejado de funcionar en Rusia. Pese a ello, según Durov, Telegram sigue funcionando con normalidad en el país. Habrá que ver si los gigantes de la nube aguantan la embestida.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco